Los maestros construyen ciudadanos nuevos, ayudan a descubrir vocaciones, forman a la gente del futuro y aparte de todo ello, sacrifican todo por proporcionar a sus alumnos la más importante arma contra la ignorancia y la descomposición social, la educación.

Pese a lo aprendido en casa por los alumnos, son los maestros quiénes en realidad reafirman el conocimiento y al tiempo forman en valores y autoestima. Con ellos se modulan las primeras frases leídas y se logran los primeros resultados de una ecuación.

La paciencia

Maestro es sinónimo de paciencia, de respeto, de sabiduría, cualidades que todo mentor debe de tener y que resultan ser ingredientes especiales que permiten pulir a los escolapios y entregan las herramientas necesarias para enfrentar todas las vicisitudes de la vida, y forjar el carácter de quienes serán los encargados de regir todas las áreas de la vida en el futuro.

Los inolvidables que marcan

Existen maestros que por su entrega a la docencia, se convierten en verdaderos ejemplos y son guías de toda la vida y que aunque ya no se encuentren físicamente, su obra y sus enseñanzas, jamás se olvidan, siguen siendo el libro especial que permite seguir el camino correcto.

Los jóvenes docentes

No es exclusivo el calificativo de mejor docente a las personas de determinada edad, puesto que las nuevas generaciones de docentes han demostrado que son verdaderos profesionales de la enseñanza y que dominan las nuevas técnicas pedagógicas, así como las nuevas metodologías y el uso de las tecnologías más avanzadas.

La vocación

Es definitivo que el principal aspecto que todo docente debe de tener, es la vocación, ya que de haber llegado a la docencia "por accidente" y no amar la carrera, se corre el riesgo de sufrir con el desempeño y se puede perjudicar a muchos estudiantes cuando no existe una verdadera vocación, sin embargo se ha demostrado que profesionistas de otras áreas que han llegado a la docencia, han descubierto en ella, una profesión maravillosa que no tiene comparación.

El cambio social

Los maestros son sin duda alguna, factores importantes en el desempeño de la sociedad, puesto que siendo formadores de conductas y han despertado vocaciones en los estudiantes, en sus manos ha estado el buen desarrollo de sus alumnos y la construcción de sus actitudes y sus valores.

La capacidad de asombro

Se dice que aquel maestro que pierde la capacidad de sorprender a sus alumnos, automáticamente ha perdido gran parte de su estrategia de enseñanza, ya que el alumno espera el momento en que el maestro sorprenda con algún tema que causa expectación en sus estudiantes.

Benditos maestros

Honor a todas esas personas que inclusive se han olvidado de sí mismos para entregar toda su sapiencia en aras de las juventudes, sin importar su situación social, porque lo mismo son maestros para el más humilde, como para el más pudiente. Aquí no interesa la situación, interesa el ser humano. "Honor, a quién honor merece".