Pascuas es una celebración tradicional y diferente para cada familia. Puede vivirse como un encuentro religioso con todos los rituales en las iglesias, en las procesiones y además transformarse en una semana de oraciones.

Es también, para muchos, el tiempo de una pausa, vacaciones breves, de un descanso merecido en familia, si el presupuesto lo admite, la posibilidad de un viaje. Además, siempre está la oportunidad de pasarlo en casa y planificar actividades para chicos y grandes pasándola muy bien.

Viviendo las pascuas desde la infancia

Mundo dulce, conejos de chocolates o coloridos huevos, todo invita a saborear lo dulce de una época especial. El huevo es el símbolo universal en las celebraciones de Semana Santa. La tradición indica que los huevos son emblema de vida y Jesús con su resurrección trae una nueva vida: la promesa y la oportunidad de la vida eterna. Y el conejo es el que trae los huevos.

Jugar y divertirse buscando los huevos es común para todos los peques o deleitarse con los cuentos del conejo de Pascua, ya que significa tiempo entretenido y placentero.

A la vez, es momento de compartir, de ayudar y enseñarles a vivir valores como la caridad, a compartir con otros niños, a donar, a realizar “tareas solidarias”.

Explicación de fe para niños

No es fácil trasmitirles los misterios de la fe a los chicos. Explicarles sobre la pasión, muerte y resurrección de Jesús a menores de 10 años, es un verdadero tema. Una forma simple es trasladando esta celebración a lo cotidiano, al nacimiento, al amor, al valor de la vida. Los cuentos y las tradiciones son herramientas útiles en estos momentos.

Como padres lo importante es brindarles la información, ayudarlos a entender el valor de los sacramentos y permitirles que conozcan cada día más.

Muchas veces esta labor se complementa en el colegio y también si los niños asisten a grupos religiosos o reuniones en parroquias.

Pascua, tiempo descanso familiar

Semana Santa ofrece la posibilidad de conocer otros lugares y acceder a ofertas en hoteles donde los niños tienen programas y tarifas especiales. Hay compañías que ofrecen paquetes con verdaderas ofertas y precios accesibles.

Las actividades al aire libre son la opción más elegida por los pequeños y vale recordarlo cuando no podemos viajar.

Las ciudades ofrecen alternativas de entretenimiento y diversión. En Buenos Aires, por ejemplo, hay opciones como zoológicos, Temaiken, Zoo de Buenos Aires o Parque de la Costa y Museo de los Niños.

Hop, la opción de la película del conejo en Pascuas es divertida, musical y muy entretenida para grandes y chicos. Cine y televisión también adecuaron sus programas para estas Pascuas.

Pascua en familia

La Pascua es la celebración que une a chicos y grandes. Los niños buscan golosinas y se divierten con huevos y conejos, los grandes podemos verlo como la oportunidad de vivir con ellos algo diferente, momentos frescos y risueños donde disfrutar la vida “en vivo y en directo”. Requiere nuestro tiempo y atención.

Volver a nacer en la alegría y el amor es también una forma de resurrección, en estos tiempos difíciles y carenciados de afecto. Los niños tienen magia y poder para que nosotros descubramos que además del chocolate de esta pascua, se puede disfrutar el mejor sabor en lo simple y tierno que ellos aportan.