Los Piscis son los nativos del zodiaco nacidos entre el 19 febrero y el 20 de marzo.

Cómo llamar la atención de un Piscis

Tendrás que acercarte tú al Piscis, que estará tranquilamente pastando. Aunque ellos se hayan fijado en ti, no moverán un dedo para propiciar un encuentro. Por pereza y comodidad; sí, pero porque tampoco les hace falta.

Están acostumbrados a atraer sin hacer nada especial, y tienen atrofiada esa habilidad de cortejo. Y no es que sean físicamente nada del otro mundo, es que irradian una simpatía irresistible y una personalidad muy especial y original.

Te llamarán la atención por que poseen siempre un talento especial en todo lo que hacen, sin darle importancia. Los puedes encontrar en discotecas, porque bailan muy bien. Pero siempre centrando su diversión entre su grupo de amigos.

Si quieres “entrarles”, no lo hagas de manera obvia y directa. Manéjalos con sentido del humor y naturalidad, que no intuyan tus intenciones aviesas, que salen corriendo por pura timidez. Poco a poco, que se acostumbre a ti, inspirándole confianza.

Adúlales, no falla. Y trátales con mucha delicadeza y comprensión.

Primeras citas con un Piscis

El Piscis será feliz donde le lleves, son muy pasivos y no se quejarán. No le importa el lujo, pero sí la comodidad en cosas imperceptibles para el resto de los mortales, como la presencia de moho en los aires acondicionados, la energía de la ubicación y la dentera que le producen las moquetas sintéticas.

Al Piscis no le interesa el local o el espacio, sino que sienten que conectan con la otra persona. Algo que no se puede impostar.

Sexo con Piscis

Cumplen bastante bien. Son imaginativos y pese a lo endeble de su aspecto, extraordinariamente resistentes.

Pero les tienes que estimular constantemente y poco menos que leer sus necesidades y pensamientos, que a duras penas confesarán.

Pareja Piscis

Los Piscis son, con diferencia, el signo más sensible del horóscopo y tienen tendencia a la depresión.

A priori puede resultar pesado el excesivo tiento en la relación con un Piscis, pero en contrapartida, a largo plazo compensa. Los Piscis son extremadamente fieles con sus afectos y tendrás un amigo y compañero para toda la vida. Simplemente no le agobies.

Si la convivencia, por lo que fuere, no funciona, no esperes tener a un Piscis como enemigo. No es rencoroso y se puede transformar la extinta relación sentimental en una amistosa. El Piscis es muy bueno escuchando y dando consejos... y se deja sablear.

Matrimonio con Piscis

El Piscis no se casa con cualquiera, exige que su pareja sea una persona cultivada intelectualmente, que le aporte. Y una persona lo suficientemente firme para poder soportar sus momentos bajos, el Piscis es proclive a vicios y excesos nocivos.

Vas a ser tú el o la que lleve las “lentejas” y llevar la intendencia de la casa. El Piscis está en otras cosas. Pero no lo interpretes como un signo de abuso o de “chuleo”, ya que no se quedará en casa holgazaneando. Dedicará el tiempo a escribir una novela para el premio “Planeta” o un aria para una ópera.

Y tendrás que solucionarle los problemas y ser muy resolutivo, ellos no son especialistas en tomar decisiones.