Los Acuario son los nativos del zodiaco, nacidos entre el 20 de enero y el 18 de febrero.

Cómo llamar la atención de un Acuario

Más bien dicho, cómo evitar que te llame la atención un Acuario. Los Acuarios son los más sexis del zodiaco.

El Acuario es ante todo visual, más que otro sentido. Se sienten irremediablemente atraídos por el aspecto prístino, no tolerarán un pelo sucio, sarro en los dientes o sombras de vello corporal. La limpieza y el cuidado absoluto es un detalle muy importante.

Y llegarán más lejos, rechazando cualquier defecto físico, como calvicies nerviosas y cicatrices abultadas.

Pasado el marchamo de calidad estética, el Acuario es muy sociable, no tiene prejuicios y le encanta conocer a gente nueva. Con un poco de palique ingenioso e inteligente ya los tienes en el bote. Eso si no ha sucedido al revés y tú no te has dado ni cuenta. Son unos ligones natos.

Por eso los encontrarás en macro fiestas playeras, festivales de música, acampadas de motoristas y en concentraciones de fines benéficos.

Pero no se te olvide: no le intentes impresionar, cuando tú vas, ellos ya están de vuelta. Pero sin hacer alarde de ello.

Qué hacer en las primeras citas con Acuario

Risas y buen vino, ya que son fácilmente emborrachables. Si decides una cita con cena, que sea en un restaurante macrobiótico, vegetariano o japonés, nada de cenas grasas y copiosas. El Acuario se cuida mucho.

Llévatelos a exposiciones curiosas, espectáculos de circo francófonos y conciertos de música.

Sexo con Acuario

Divertidos, imaginativos y entregados, en pocas palabras. Pero siempre los preliminares han de iniciarse con una ducha conjunta. No mueven un dedo si la pareja no va lavada y planchada.

Pareja Acuario

Los Acuario son mejores amigos que pareja. Como amigos son generosos y atentos, son los típicos a los que puedes acudir cuando el coche te ha dejado tirado en el arcén de una carretera secundaria. Lo harán y no te pedirán nada a cambio. Disfrutan de la amistad por que sí, sin ningún interés de por medio. Aunque no confundir esta generosidad innata con debilidad, no se dejan aprovechar.

Pero cuando están en pareja, la cosa cambia. Son escurridizos en lo emocional, y rápidamente se cansan si no les ofreces variedad intelectual y cultural. Y un sentido del humor a prueba de bombas.

Matrimonio con Acuario

Tendrás que aceptar sus excentricidades, que son muchas y variadas, y que nunca intercederán en su sentido innato de la educación.

Es necesario dejarles mucho aire, y no agobiarles. Ellos tampoco harán contigo lo mismo, y no te agobiarán con actitudes celosas.

No te sorprenda ni te extrañe que te sugieran una experiencia conjunta en una agencia de intercambio de parejas.