Podemos definir el "scat" de un modo sencillo, como improvisaciones vocales sin sentido gramatical, y que buscan el acercamiento a la técnica instrumental.

Orígenes

Cuenta la leyenda que Louis Armstrong durante una interpretación olvidó la letra de la canción y siguió cantando utilizando frases sin sentido. Al público le gustó esta modalidad y obligó al músico a trabajar en esta línea. A partir de este momento en todos sus conciertos le pedían que improvisase en "scat".

Los reyes del "scat"

Louis Armstrong, trompetista y cantante nacido en Nueva Orleans, y Ella, cantante neoyorquina, ambos considerados los mejores del mundo en su modalidad, abrieron camino a otros grandes como Cole Porter, Duke Ellington, Bing Crosby o Frank Sinatra.

Louis y Ella convirtieron el "scat" en un arte popular entre todos los amantes de la música. Versiones como las históricas Mack the knife o How hight the moon, son pruebas de ello.

El encuentro de Ella y Louis

El 11 de agosto de 1956, Ella Fitzgerald y Louis Armstrong se encontraron por primera vez en un estudio de grabación y crearon un momento de historia, se llamó Ella and Louis. Siguiendo la filosofía del “scat”, Norman Granz, el gran productor discográfico e inventor del "Jazz At The Philarmonic", buscó la espontaneidad y eso incluía no ensayar nunca antes de la grabación. Con esta base cualquier cosa que quisiera hacer Satchmo y Ella tenía los resultados asegurados.

La segunda cita de los reyes del "scat" se produce exactamente un año después. Ella and Louis again, sería el titulo de este segundo volumen, un complemento idóneo al primer disco. El tema más popular fue Stompin at the Savoy, que habían grabado orquestas como las de Benny Goodman o Count Basie. Ella y Louis hacen suya la melodía y la redondean con un dinámico "scat" compartido.

Su obra maestra

La versión jazzística de la obra Porgy and Bess sin lugar a dudas fue la que permitió a estas dos voces alcanzar toda su plenitud. Se grabó los días 18, 19 y 28 de agosto. Se trataba de una de varias selecciones de una ópera. Satchmo y Ella despojaron cada canción de su contenido operístico y las convirtieron en canciones de la calle.

La música es un arte y, como todo arte, compuesto por piezas únicas e irrepetibles. Eso es el "scat", instantes de improvisación, sin lógica, sin orden. El alma que fluye y ameniza los sentidos.