Después de intensas labores de ingenieros, arquitectos, artistas diversos y autoridades de los tres niveles de gobierno, el majestuoso Santuario de Guadalupe, conocido localmente durante años como la catedral inconclusa, alcanzó en 2010 la presencia arquitectónica máxima que en 1898 fue diseñada, pero que debido a la diversidad de episodios históricos, fue imposible mantener los trabajos continuos de construcción, sin embargo, semejante proyecto no podía quedar a medias.

En la actualidad, Zamora presume su máxima joya y las emociones del viajero han sido conmovidas ante la grandeza del monumental coloso de estilo neogótico, cuya altura ha superado los 66.8 metros de las torres gemelas de la Catedral Metropolitada de Morelia, convirtiéndose también en la más alta de México.

"Es una catedral fabulosa, su diseño es exquisito, su tamaño impone, apreciar el neogótico en Michoacán es increíble al contemplar el mejor ejemplo de ello, al visitar Zamora es necesario dedicar tiempo porque el santuario nos encantará", manifestó la arquitecto zamorana Ana del Rocío Plancarte Dávalos.

Hemos comentado que los caminos de Michoacán en México son fascinantes, lo han sido siempre, pero el año pasado fue época de triunfo para la sociedad zamorana y mexicana, porque se sumó a la lista de maravillas arquitectónicas, el trabajo casi concluido del Santuario Diocesano de Nuestra Señora de Guadalupe, el cual ofrece un espectáculo vivo al contemplar sus pisos de mármol de la India, sus coloridos vitrales, el órgano monumental de origen europeo y sus imponentes capillas, todos los elementos reunidos son simplemente inolvidables.

Historia del santuario, inicios en la búsqueda del sueño

La iglesia fue proyectada originalmente en 1862 para ser la catedral del obispado de la ciudad, pero nunca fungió como tal, hoy está dedicada a la Virgen de Guadalupe y se ha convertido en un destino obligado al recorrer la región de Zamora, ha dejado de ser la catedral inconclusa para convertirse en una de las más bellas del planeta y ejemplo del neogótico en México.

El 02 de febrero de 1898, Día de la Candelaría, se colocó la primera piedra, hecho que marcó el inició de su construcción, bajo el diseño y creatividad del arquitecto zamorano Jesús Hernández Segura y con el patrocinio del obispo José María Cázares y Martínez.. El terreno destinado para la joya fue de veinte mil metros cuadrados. El material de su construcción es cantera roja, extraída de comunidades cercanas a la ciudad.

La Revolución Mexicana iniciada en 1910 llevó diversos problemas sociales y el retraso en las obras del tipo, en 1914 la construcción de la catedral se suspendió, hasta entonces se apreciaba la mitad del proyecto. La Revolución cristera fue otra situación social que se convirtió en barrera para los avances. El visitante puede apreciar en la actualidad un muro intacto con cientos de hoyos producidos por las balas de armas de fuego, la pared se utilizó para terminar con la vida de los religiosos que defendían la fe en aquel triste episodio de la historia nacional.

Período en abandono, los daños fueron diversos y el peligro latente

De acuerdo a información en la Diósesis de Zamora, durante el abandono de actividades los usos del inmueble se alejaron del objetivo real, los conflictos sociales seguían, por ello el recinto fue ocupado como cuartel del ejército nacional, personajes a quienes se culpa de haber perdido los planos originales del proyecto, dejando sólo un dibujo de lo que debería ser el trabajo final, boceto que se convertiría en la principal guía para alcanzar la meta en el futuro.

Después de concluida la revolución, el inmueble mostraba severos daños y enseguida fue ocupado como vecindad por familias víctimas del movimiento armado que se quedaron sin recursos económicos y sin hogar, situación que provocó el estado en ruinas de los hermosos muros construidos. También llegó a ser escuela e incluso el estacionamiento donde se guardaban los camiones recolectores de basura en Zamora.

La inauguración después del rescate, lo imposible fue derrotado

"Los intentos por la recuperación del edificio fueron numerosos a lo largo de muchos años, así fue hasta 1988 cuando lo logró moseñor José E. Robles Jiménez, octavo obispo de la diócesis, junto con un gran equipo de zamoranos, en 1989 fue dedicado a la Virgen de Guadalupe y aunque parecía imposible su conclusión en 1990 iniciaron los trabajos de restauración y continuación de la fascinante obra", explicó el historiador del arte José Francisco Alarcón Duarte.

Dieciocho años tardaron las labores de rescate y conclusión, en 2008 finalmente se inauguró el inmueble con una gran fiesta a la que asistieron personalidades de la política y del arte mundial, porque un gran sueño se alcanzó tras las batallas diversas derivadas de la Revolución Mexicana, los ojos del mundo están viendo hacia Zamora, Michoacán México, refugio donde la gente está preparada para dar origen al mejor viaje cultural de los turistas del mundo.

La catedral ocupa el cuarto sitio entre las catedrales más altas del continente americano, superada por la de Manizales, Colombia con 113 metros, La Plata, Argentina con 112 y de Maringá, Brasil con 124. Es la tercera por su superficie, abajo de la de San Juan el Divino en Nueva York y de San Pedro y San Pablo en Washigton, Estados Unidos.

Monumento michoacano sorprendente, los números de su magia

  • 31 años en total es el tiempo estimado de construcción
  • 114 nichos cuenta para la colocación de esculturas
  • 5 naves componen el monumento
  • 2 hectáreas comprende el conjunto, incluido el atrio
  • 4,000 personas caben cómodamente sentadas
  • 310,000 toneladas es el peso estimado
  • 1,400 metros cuadrados abarcan sus hermosos vitrales
  • 9 son los accesos, las puertas son de caoba
  • 107.5 metros es la altura
El Santuario de Guadalupe en Zamora, Michoacán ofrece el enigmático estilo del neogótico, para que los conocedores exigentes de los buenos viajes se lleven para siempre la mejor imagen de la ciudad virreinal, donde además se come delicioso y está rodeada de fantásticos destinos naturales como el Lago de Camécuaro, considerado el más bello del estado.