El amor se puede y debe celebrar a diario, no hacen falta excusas ni días especiales para preparar una cena íntima y romántica de esas que no se preparan a menudo.

El ambiente es importante, nada de bandejas individuales, platos Duralex, vasos de Nocilla y servilletas de papel. Una luz tenue, música de ambiente y un bonito mantel con alguna vela en la mesa pueden convertir el plato más sencillo en un delicioso y afrodisiaco manjar.

Un buen vino en copas diseñadas para ello y una botella de cava en la nevera preparada para unas horas después de la cena, son el complemento perfecto.

Ostras, un entrante ligero y fácil de preparar

Las ostras son un alimento muy nutritivo y rico en proteínas. Ya desde la época de los romanos se las consideraba un potente afrodisiaco, no se especifica si por su naturaleza o por su parecido con los genitales femeninos, pero es un indispensable en momentos como estos.

Su preparación es muy sencilla, se abren y se lavan en agua salada muy fría para eliminar posibles residuos de arena. Se llena un plato de sal y se colocan encima alternándolas con trozos de limón. Se espolvorean con pimienta y a la mesa.

Primeros platos para una cena romántica

Es conveniente que la cena sea ligera si esperamos que la noche sea larga y teniendo en cuenta que los postres en estos casos son indispensables, una ensalada preparada con aguacate y espárragos puede ser un primer plato perfecto.

The Vegetarian Society asegura que comer espárragos durante tres días seguidos provoca el más poderoso efecto afrodisiaco, aunque es cierto que volviendo al tema de los parecidos, su forma fálica puede ayudar.

Los aztecas ya llamaban al árbol del aguacate, Árbol del Testículo, si le añadimos pimienta negra y vinagre balsámico el efecto puede ser espectacular.

Receta de ensalada de aguacate

Ingredientes: 2 aguacates, 1 manojo de espárragos trigueros, 1 lechuga, 1 yogur natural, 2 cucharadas de mayonesa, 2 cucharadas de vinagre, 1 cucharadita de mostaza en grano, limón, sal y pimienta.

Preparación: Se lavan los espárragos cortando la parte más dura, se cuecen con agua y sal y se dejan escurrir. Por otra parte se cortan en tiras las hojas centrales de la lechuga y en cuadraditos los aguacates. Se prepara la salsa mezclando el yogur con la mayonesa, el vinagre, la mostaza y se sazona con sal y pimienta.

Se mezcla en una fuente la lechuga con el aguacate, se cubre con los espárragos tibios y se añade la salsa al gusto.

Se cree desde la antigüedad que la mostaza estimula las glándulas sexuales e incrementa el deseo, he aquí dos recetas con carne o pescado, según el gusto, para plato fuerte de la cena.

Receta de salmón a la mostaza con puerro

Ingredientes: 2 rodajas de salmón, nata líquida, 2 puerros, 4 tomates cherry, rúcula, mostaza, limón, aceite de oliva, pimienta negra y sal.

Preparación: Se monta la nata y una vez montada se le añaden dos cucharadas de mostaza, se mezcla bien y se reserva. Se salpimientan las rodajas de salmón y se pasan por la plancha 2 minutos por cada lado. Una vez hechas se colocan en una fuente de horno, se rocían con un poco de limón, se les extiende por encima la crema de nata con mostaza y se gratinan durante 3 ó 4 minutos.

Mientras tanto se pelan los puerros, se pican en juliana y se fríen con abundante aceite. Una vez frito se coloca en un papel absorbente pare eliminar el aceite sobrante y se emplata la rodaja de salmón con su puerro frito, un puñadito de rúcula y los tomates cherry.

Receta de solomillo con mostaza

Ingredientes: 2 solomillos, mostaza, miel, nata líquida, 1 cebolla, 1 pimiento verde, eneldo y sal.

Preparación: En una sartén ponemos la cebolla, 100 ml de nata, 2 cucharadas de mostaza y una cucharada de miel.

Mientras la salsa va cogiendo cuerpo, doramos los solomillos a la plancha con el pimiento en tiras. Una vez preparada la salsa, se le añade una pizca de eneldo y se echa sobre la carne.

Postres deliciosos con ingredientes afrodisiacosObviando la forma fálica del plátano, es cierto que son ricos en potasio y vitamina B, necesaria para la producción de hormonas sexuales, bañado con chocolate, que contiene componentes químicos con efectos neurotransmisores y una sustancia parecida a la cafeína, se convierte en una mezcla explosiva.

Y por último, y para horas más tarde, cuando se han quemado las calorías consumidas en la cena, recordamos que tenemos reservada esa botella de cava muy frio para acompañar unas fresas. Aunque no despreciemos la nata montada, que también es un acompañante ideal y da mucho juego.