San Miguel de Cornezuelo se encuentra dentro del Parque Natural de las Hoces del alto Ebro y del Rudrón, y es un pequeño núcleo rural que estuvo a punto de desaparecer con la emigración del norte de Burgos, allá por los años 60 del siglo pasado, sobre todo al País Vasco. Afortunadamente hoy es un lugar recuperado para el ocio y las vacaciones.

San Miguel de Cornezuelo perteneció al Monasterio de Santa María de Rioseco

Este bello pueblo rodeado de montañas, a principios del siglo XIII pertenecía al dominio del Monasterio cisterciense de Santa María de Rioseco, posteriormente (mediados del siglo XIV) el Libro Becerro de las Behetrías dice que el lugar pertenece a la merindad de Castilla Vieja, en la actualidad la Comarca de Las Merindades de Burgos.

Más tarde se integra en el partido de valle de Manzanedo, uno de los cuatro partidos en que se dividía la Merindad de Valdivielso perteneciente al Corregimiento de las Merindades de Castilla la Vieja jurisdicción de realengo con regidor pedáneo. A la caída del Antiguo Régimen, queda agregado al ayuntamiento constitucional de Valle de Manzanedo, en el partido de Villarcayo en la región de Castilla la Vieja.

Según Pascual Madoz, San Miguel de Cornezuelo, hacia 1850, tenía un palacio arruinado perteneciente al Marqués de la Celada, una iglesia parroquial, bajo la advocación de San Miguel Arcángel, una ermita dentro del pueblo dedicada a Ntra. Sra. de las Candelas, y otra demolida con el nombre de la Lastra.

Turismo en las Merindades de Burgos: el Románico Norte en la Iglesia de San Miguel de cornezuelo

La preciosa iglesia románica de San Miguel de Cornezuelo, forma parte del Patrimonio del Románico Norte. Es la parroquia del pueblo, y está bajo la advocación de San Miguel Arcángel. Es un edificio, todo él de sillería, de una sola nave rematada en ábside semicircular, en el que se abre una sola ventana central, y coronado todo ello con la espadaña. En el interior hay una arquería ciega con seis arcos de medio punto, capiteles y columnas.

En el exterior tiene cuarenta y siete canecillos, con temática muy variada: diversos animales (un buey, un carnero, un lobo o un león), una mujer que enseña sus genitales, un hombre que carga un tonel sobre sus hombros, o una sirena con doble cola, entre otros. La portada tiene cuatro arquivoltas, columnas, y capiteles decorados con temas variados; el tímpano con un bajorrelieve que representa a un guerrero luchando con un león y el árbol de la vida.

La portada está protegida por un porche popular, sobre el que se encuentra la espadaña a la que se accede por una escalera de caracol adosada al lateral izquierdo, al lateral derecho, se encuentra la capilla de la iglesia y dentro de la capilla está la pila bautismal.

La ermita del pueblo dedicada a Nuestra Señora de las Candelas, es más barroca y de menor importancia artística que su iglesia. Tiene un bonito reloj de sol en su fachada.

Arquitectura popular y un Castro de la Edad de Hierro en San Miguel de Cornezuelo

De San Miguel de Cornezuelo, además de su interesante Iglesia románica, sobresale dentro del patrimonio de la Comarca de Las Merindades, la conservación de su arquitectura vernácula, siendo uno de los conjuntos más bellos de la provincia de Burgos, e incluso de Castilla y León, con sus típicas casas adosadas unas a otras a lo largo de la calle principal; las construcciones destacan por su balcón corrido de madera en la parte superior, en el que se sitúa un cortafuegos a ambos lados. Las casas, en su mayoría, datan del siglo XIX. La arquitectura popular se completa con una fuente abrevadero en el centro del pueblo y una Escuela Nacional; estas dos edificaciones están fechadas en el siglo XX, la fuente-abrevadero en 1920, y la escuela en 1923.

En un alto entre Cidad de Ebro y Cueva de Manzanedo se emplaza el antiguo castro de San Miguel de Cornezuelo, desde el que se visualiza gran parte de los pueblos del Valle de Manzanedo y la entrada del río Ebro por el desfiladero de los Tornos. Es un Castro de la Edad de Hierro, y del que aún se pueden apreciar restos de su amurallamiento.

Un antiguo Vía Crucis viviente, recoger setas, jugar a los bolos y al mus entre sus costumbres

Hasta la década de los años 70 en San Miguel de Cornezuelo se celebraba una procesión viviente de la Semana Santa, muy bonita y espectacular, que congregaba a multitud de espectadores, venidos de los pueblos limítrofes e incluso de otros valles y de localidades como Soncillo y Villarcayo.

La representación era recreada por los propios vecinos de la localidad, que encarnaban a las figuras de Jesús, la Virgen Maria, Maria Magdalena, Pilatos, Herodes, y soldados romanos que flagelaban a Jesús y a la figura del Cirineo que ayudaba a Jesús a cargar con la cruz. El calvario y la agonía de Jesús transcurrían por unas preciosas Estelas del Vía Crucis que se hallan en los alrededores de la iglesia románica.

Siempre existió una hermosa bolera en San Miguel de Cornezuelo, confiemos que no se pierda la tradición de jugar a los bolos.

  • Existe el hábito de jugar al mus.
  • Es costumbre recoger setas en la primavera y en el otoño.
Antaño:

  • Se pescaban cangrejos (abundaron en la zona) en el río Trifón y en el arroyo Cinto, así como truchas y barbos en el Ebro.
  • Se cazaban perdices (pululaban en los trigales sanmigueleños), liebres, conejos y jabalíes.
  • Hubo mucha tradición por la apicultura, en el pueblo proliferan plantas como: el espliego, el brezo y el tomillo.

Turismo rural en las Merindades: Desfiladero de las palancas, Desfiladero de los Tornos

Existen alojamientos de agroturismo (casas rurales) tanto en San Miguel de Cornezuelo, como en otros pueblos del Valle de Manzanedo.

El Pueblo ofrece innumerables atractivos:

  • Conocer el románico de la zona.
  • Rutas de senderismo por los alrededores.
  • Peña Nava. Desfiladero de los Tornos (Cidad de Ebro, 1 Km.). Desfiladero de las Palancas (Landraves, 3,5 Km.).
  • Practicar rafting o kayak en el Ebro.
Y otros interesantes atractivos que los visitantes podrán descubrir.

Si le gusta el artículo, puede usar el feedback para compartir en Twtter, Google+1 o Facebook.