Sin duda alguna, el Samsung Galaxy S3, presentado recientemente el pasado 3 de mayo y el iPhone 4S, comercializado desde octubre del pasado año, son los dos smartphones más representativos en la actualidad.

Hay que apuntar que, probablemente, sea imposible decretar cual de los dos es el mejor dispositivo ya que depende mucho del gusto del usuario, aunque en este caso la Compañía de Cupertino parte con ventaja: un cliente de Apple es bastante improbable que compre otro producto de otra compañía mientras que un usuario del Galaxy, cabe la posibilidad, que en un futuro pueda adquirir un producto de cualquier otra marca.

Procesador del Galaxy S3 y del iPhone 4S

No está de más comenzar por el corazón de los smartphones: el procesador. Mientras el Galaxy S2 dispone de un potente procesador de cuatro núcleos – Exynos 4 – y un 1 GB de RAM, el procesador del iPhone 4S es de doble núcleo ( Chipset A5) y 512 MB de RAM, por lo que, como se puede comprobar, el nuevo Galaxy supera con creces en potencia a su directo competidor.

El nuevo iPad de Apple ya dispone de un procesador quad-core, por lo que cabe esperar que el sucesor del iPhone 4S, el iPhone 5, sea igual o incluso supere la potencia del procesador de la compañía surcoreana.

Pantalla de alta definición

Con respecto a la pantalla, existen bastantes diferencias entre ambos dispositivos como es el tamaño. Mientras el Galaxy S3 tiene una gran pantalla táctil AMOLED con Super Gorilla Glass y un tamaño de 4,8 pulgadas, el iPhone 4S tiene una pequeña pantalla Retina de 3,5 pulgadas con resolución de 540 x 960 píxeles. Si el tamaño de este último está optimizado para su uso de una forma ágil con el pulgar, el primero es perfecto para disfrutar del contenido multimedia.

Tamaño y medidas

Debido al tamaño de la pantalla, las medidas de ambos son bastante diferentes. El Galaxy S3 tiene una longitud de 136,6 frente a los 115,2 mm del iPhone 4S; el ancho del nuevo dispositivo de Samsung es de 70.6, frente a los 58,66 mm del terminal de Apple. Además, existe también una clara diferencia en el espesor: 8,6 mm mide el nuevo Galaxy y 9,3 mm el iPhone 4S.

Respecto al peso, las diferencias son menores siendo algo más pesado el iPhone 4s – 140 gramos – que el nuevo Galaxy –133 gramos -.

Android Ice Cream Sandwich contra iOS 5

Una de las diferencias obvias entre ambos dispositivos es su sistema operativo: Android 4,0 Ice Cream Sándwich y la interfaz de usuario Samsung TouchWiz 4 contra el iOS 5; en definitiva Google contra Apple, el sistema abierto contra el cerrado – iOS 5 solo es de uso exclusivo con dispositivos móviles Apple mientras que Android es usado por múltiples dispositivos de distintas marcas -.

El software y la cámara

Asimismo, el software introducido en el nuevo Galaxy es muy interesante, como es el caso de aplicaciones S Voice – similar a Siri de Apple - Smart Stay, Pop-up Play, Buddy Share Photo o Direct Call, entre otras. Cada una de las herramientas tiene sus propias características, que, a su vez son muy flexibles e intuitivas.

Por el momento, Apple no ha dicho la última palabra en software y es muy posible que haya novedades el próximo mes cuando se celebre en San Francisco, el WWDC 2012 para desarrolladores patrocinado por Apple, evento en el que la compañía de Cupertino suele presentar nuevos productos.

Por otro lado, no nos podemos olvidar de la cámara. Este es uno de los aspectos en el que ambos dispositivos están más igualados. Los dos tienen un sensor de 8 megapíxeles capaz de grabar vídeo en 1080p a 30 fps.

Memoria del iPhone 4S y del Galaxy S3

Respecto a la memoria, el Galaxy S3 gana por goleada a Apple. De hecho, mientras Apple no puede expandir la memoria más allá de los 64 GB, el nuevo Galaxy puede ampliar la misma mediante microSD 64 GB más. Además, a través de un acuerdo con Dropbox, el usuario del nuevo Galaxy puede disponer de hasta 50 GB de espacio libre en línea durante dos años.

Por ultimo, recalcar que el Galaxy S3 dispone de barómetro y ambos terminales funcionan con micro SIM. Además, el S3 afortunadamente tiene una batería intercambiable, a diferencia del iPhone 4S.