La cosmovisión del druidismo en el pueblo celta consideraba la naturaleza como un ente divino representación palpable de sus deidades y poderes, además de la construcción imaginaria de los planos de conciencia adjuntos a una parte del árbol, el tronco en la superficie representa el mundo real, las raíces profundas en el suelo representan el segundo plano, plano de los sueños o inframundo; mientras que las ramas que acarician el cielo representan el tercer plano o supramundo. Además los druidas se reservaron 21 árboles que los consideraron sagrados a los cuales se les adjudicó un periodo del año, el serbal o árbol Rowan es el árbol de los a principios de abril y octubre.

Los 21 árboles sagrados son: abeto, olmo, ciprés, álamo, cedro, pino, sauce llorón, árbol de limas, roble, árbol de avellanas, árbol Rowan o serbal, arce, el nogal , árbol de castañas, árbol de cenizas o fresno, árbol Hornbeam o carpe, higuera, abedul, manzano, olivo y haya. Con ellos, se conforma el calendario celta.

Serbal pequeños estéticos

El serbal o sorbus es un árbol pequeño que llega a alcanzar los 15 o 20 metros, pertenece a la familia de las rosáceas, sus hojas dispuestas alternativamente adquieren un carácter pinnado, es decir con una disposición semejante ala de una pluma. Sus flores en la madurez adquieren un color y tacto cremoso y recio.

Crecen en lugares fríos o templados sobre todo en el hemisferio norte del planeta, junto a hayas, robles y abetos. Su fruto, bayas de color rojo brillante, es utilizado en la fabricación del vodka ruso. Este árbol es muy utilizado como decoración en parques o plazas.

Serbal, signo de la sensibilidad y la firmeza

El serbal o árbol Rowan es el signo celta para los nacidos entre el 01 de abril al 10 de abril y del 04 de octubre al 13 de octubre, representa la sensibilidad y la firmeza, carácter que hereda a los nacidos bajo este hermoso árbol. Los nacidos en el signo del serbal son aparentemente frágiles pero dentro de ellos guardan una gran fortaleza que los hace resistir las más copiosas tormentas; ya que aman de las grandes emociones y aventuras suelen ver el lado positivo de los problemas y hasta disfrutarlos.

Los nacidos bajo la sombra del árbol Rowan son muy sensibles y artísticos, además poseen un muy buen gusto y la capacidad de deducción es uno de sus fuertes. Su sensibilidad es tan fuerte que los problemas ajenos los suelen afectar aun más que los propios.

Ya que disfrutan de los problemas están siempre dispuestos a plantarles la cara y ayudar en el caso de los de los otros.

Este signo además está asociado a los oráculos y las profecías.

Arbol Rowan en el amor

Los nacidos bajo la protección del serbal son muy apasionados y disfrutan de las relaciones grandes y sonoras, entregan su corazón abiertamente y lo enfrentan plantándose firmes y profundamente apasionados. Lo que en ciertos casos puede acarrearle algunos problemas pues no siempre puede ser retribuido al mismo nivel en la que los nacidos bajo este signo se entregan a las relaciones amorosas.

Aun en este aspecto gozan de los problemas en el amor para hacerlo aun más apasionante aunque caiga en una relación problemática.

Al igual que el árbol sus relaciones filiales suelen ser más complementarias con personas nacidas bajo los signos del roble, el haya o el abeto.

La vida y salud del serbal

La salud de los serbales comúnmente es muy fuerte, su debilidad se centra en problemas cardíacos, ya que su ideal de vida le exige un corazón fuerte que soporte todas las fuertes emociones que necesita el carácter de los nacidos en el signo del árbol Rowan.

Por lo que la necesidad de controlar las emociones y aprender a tranquilizarse es una de las facetas que las personas de este signo deben cultivar.

El color que mejor canaliza la energía de los nacidos en el signo del serbal o Rowan es el gris claro, color que representa la autosuficiencia y el autocontrol, necesarios para equilibrar las grandes emociones de los nacidos bajo este signo.