No es la primera vez que las estrecheces del calendario de competición invitan a que un dirigente hable de reducir el número de equipos en Primera División. Y a un mes del Mundialito de Clubes (8-18 de diciembre), el presidente del Barcelona, Sandro Rosell, declaró ayer que "nuestro campeonato tiene demasiados clubes".

El dirigente catalán apostó por reorientar la Liga de modo que los clubes no quedaran en manos de fondos de capital extranjero, como es el caso del jeque cataría Al Thani en el Málaga o el indio Ali Syaed en el Racing de Santander. Sus declaraciones llegaron tras asistir a la conferencia International Football Arena celebradada en Zúrich. "Tenemos 20 y deberíamos reducirlo a 18, y luego a 16. Es la única liga en la que los derechos de televisión se negocian individualmente y en algún momento de los próximos tres o cuatro o cinco años deberíamos sentarnos y cambiar la distribución a cómo se hace en la Serie A y la Premier League", opinó Rosell.

Guardiola está de acuerdo con su presidente

El técnico culé, Pep Guardiola también se posiciona a favor de la reducción de equipos en la división de honor: "No soy dirigente. Desde la época del Johan ya se decía que somos muchos equipos, no estaría mal. Hay demasiado de todo, pero también entiendo. Tal y como está el negocio tampoco creo que hubiese muchas semanas libres. Hay 20 equipos en casi todas las Ligas, pero no es un mal pensamiento que haya 16, creo que todos lo cogeríamos con más ganas, esto es un no parar".

En Europa el modelo español de campeonato nacional es el más habitual entre las grandes ligas, como es el caso de la Premier League inglesa, el Calcio italiano y la Ligue 1 francesa (20 equipos y 3 descensos directos). La Bundesliga y la Eredivise holandesa tienen dos clubes menos (18 equipos y 3 descensos directos) y solo la Liga portuguesa cuenta con 16 equipos y una plaza de descenso, pero hay que tener en cuenta que la población del país vecino es la cuarta parte que la española.

El desigual reparto televisivo en España

El interés por el fútbol español revolucionó hace ya una década el mercado televisivo con grandes ofertas para adquirir sus derechos. Vía digital y Canal Plus emprendieron una batalla para hacerse con los derechos televisivos que dio como resultado primero unas ofertas desproporcionadas y después la unión de ambas plataformas que decidieron no hinchar más el precio por ofrecer partidos de pay per view (pago por visión). Otra consecuencia fue que este apartado se convirtió en el que más ingresos generaba a los clubes. Salvo la venta de algún jugador por cantidades estratosféricas.

Dada una cantidad fija y los resultados deportivos de la temporada pasada el reparto televisivo de este 2011 es el siguiente: Real Madrid y Barcelona reciben 120 millones de euros; Valencia y Atlético de Madrid 42; Villarreal y Sevilla 25 y 24; Athletic Club y Getafe 18; Zaragoza y Deportivo 14; Español, Mallorca y Osasuna 13; Racing de Santander, Almería, Sporting de Gijón, Mallorca, Real Sociedad, Hércules y Levante 12. La diferencia entre el primer grupo y el último es de 108 millones de euros. Una diferencia que equivale a todo el presupuesto del Valencia, solvente tercer clasificado de las dos últimas ediciones del campeonato a 28 y 25 puntos del campeón.

En Francia la Ligue 1 tiene al Olympique de Marsella y al Arles como los equipos con mayor disparidad en el reparto de la jugosa tarta televisiva. Ambos clubes reciben 49 y 13 millones de euros (una diferencia de 36 millones) respectivamente. En el caso de la Premier league inglesa la diferencia es aún menos ya que el Manchester United percibe 68 millones de euros y el Blackpool, descendido a la First Division, 46. La diferencia es de tan solo 22 millones lo que asegura una mayor igualdad a la hora de establecer el nivel competitivo de la liga.