Roscoe Arbuckle adquirió el apodo de "Fatty" (que significa gordito) durante los primeros años de su carrera cinematográfica debido a su exceso de peso. Sin embargo, su gordura no fue un inconveniente para que sus comedias estén dotadas de un gran dinamismo y de gags en los que el actor mostraba una gran ligereza y agilidad.

Sus primeros años

Nacido en Smith Center, Kansas, el 24 de marzo de 1887, su nombre completo era Roscoe Arbuckle Conkling. Hijo de William Goodrich Arbuckle y de Mollie Conkling, cuando tan solo tenía un año su familia cambió su domicilio a California, en el otoño de 1888. Desde sus primeros años quedó claro que sería de complexión fuerte; la leyenda dice que al nacer pesó casi 14 libras, es decir, algo más de 6 kilogramos.

Su primera aparición en un escenario tuvo lugar cuando tenía ocho años, actuando con la compañía teatral Webster-Brown de forma amateur. En al año 1899, cuando Roscoe tenía 12 años, falleció su madre Mollie. Poco después del fallecimiento de su madre, Roscoe fue abandonado por su padre, viéndose obligado a sobrevivir realizando todo tipos de trabajos en un hotel de San José.

Fue en este hotel, cuando fue escuchado un día mientras cantaba en la cocina, e invitado a participar en "la noche del aficionado" que organizaba un teatro local. Aquella noche, Roscoe Arbuckle ganó el primer premio y llamó la atención del showman profesional David Grauman, quién le hizo una oferta para iniciarse en el mundo del vodevil como cantante y bailarín.

Fatty Arbuckle, ha nacido una estrella

En sus primeras actuaciones, como cantante de temas de vodevil, su sueldo era de 17,50 dólares a la semana. Tras una gira realizada por China y Japón, Roscoe fue contratado por los estudios cinematográficos de Mack Sennett con un sueldo de 40 dólares semanales durante los próximos tres años y medio. Durante este tiempo apareció en cientos de comedias, trabajando al lado de actores de la talla de Charles Chaplin, Fred Sterling y Mabel Normand.

Su primera aparición en una película data de 1909, una producción de Selig titulada "Ben's Kid". Posteriormente a esa aparación, Roscoe Arbuckle confesó que no había avisado a nadie de su entorno de su aparicién en aquella película debido a la vergüenza que le producía verse reflejado en la gran pantalla.

Ese mismo año contrajo matrimonio con Minta Durfee, una cantante a la que había conocido y de la que se había enamorado en una de sus giras teatrales. En muchas de sus primeras comedias MInta, cuyo nombre completo era Araminta Estelle Durfee, hacía el papel de esposa excesivamente autoritaria en compañía de Arbuckle.

En 1913, Roscoe Arbuckle tomará una decisión que marcará el resto de su vida, al decidir dejar la Universal y convertirse en uno de los actores preferidos de Mack Sennett y de su Keystones. Sennett ayudó a Arbuckle a alcanzar el estrellato gracias a series como "Fatty and Mabel", donde Arbuckle hacía pareja con la esposa de Sennett, Mabel Normand.

Un actor de éxito

A partir de la película "The Gangsters", de 1913, Roscoe Arbuckle se convirtió en una de las figuras más importantes y populares de Keystone. Ese mismo año, con la película "A noise from the deep" (un ruido de las profundides) se convirtió en el primer actor en el cine mudo que protagonizó una escena en la que se lanzaba un pastel. Roscoe tenía una gran habilidad para el lanzamiento de tartas y podía lanzar varias en diferentes direcciones.

En 1914, Charles Chaplin también formó parte de la plantilla de la Keystone hasta finales de ese mismo año, trabajando juntos en algunas películas. También fue en ese año cuando se concedió a Roscoe el privilegio de dirigir algunas de sus propias películas.

Con la salida de Charles Chaplin, a finales de 1914, de la Keystone algo comenzó a romperse en la productora. Roscoe comenzó a exigir cada vez un mayor control creativo de sus películas, y en 1916 Sennett, a pesar de la asociación profesional que existía entre Roscoe y su esposa, Mabel Normand, puso a la venta su productora.

Comique Film Corporation

A finales del año 1916, Roscoe Arbuckle se asocia con Joseph M. Schenk y juntos crean la productora Comique Film Corporation, lo que hizo que Roscoe tuviera al fin todo el control creativo sobre sus películas. Además, el acuerdo al que llegaron con la Paramount para la distribución de sus películas convirtió a Roscoe Arbuckle en el actor mejor pagado de su época, siendo sus ingresos de unos cinco mil dólares semanales.

En 1917 contrató a Buster Keaton, cuya primera aparición en pantalla fue en la película "The Butcher Boy", y con quién conservó una estrecha amistad hasta incluso después de los sucesos del Hotel St. Francis. A partir de este año 1917, Roscoe Arbuckle fue encadenando un éxito tras otro. Su estrella y éxito solo se vió superado por el de Charlie Chaplin.

La fiesta que se convirtió en tragedia

La brillante carrera cinematográfica de Roscoe Arbuckle así como su disipada vida personal se truncaron el 5 de septiembre de 1921. Aquél domingo, que coincidía con la Fiesta del Trabajo, se produjo una de las mayores tragedias de Hollywood hasta entonces. El juicio posterior se convirtió en un acontecimiento nacional que ocupó las portadas de los periódicos.

Aquel fin de semana, durante el sábado, dos coches llenos de gente cubrieron la distancia que separaba Hollywood de San Francisco. Uno de los vehículos era la nueva adquisición de Roscoe, un Pierce-Arrow hecho a medida y que le había costado 25.000 dólares. En él viajaba Arbuckle con sus amigos Lowell Sherman y Freddy Fishback, mientras que en el otro vehículo viajaban varias coristas, entre ellas Virgina Rappe y Maude Delmont.

Una vez en San Francisco, Roscoe Arbuckle y sus amigos se hospedaron en el lujoso Hotel St. Francis alquilando las suites 1219, 1220 y 1221, mientras que las coristas fueron hospedadas en el Palace. Aquella noche del sábado comenzó la fiesta en las suites del lujoso Hotel, donde no faltó música ni alcohol.

La fiesta continuó toda la noche y toda la mañana del domingo en un ir y venir de gente vinculada a Roscoe y a la farándula. Las versiones de lo que allí sucedió a lo largo de la tarde del domingo son muy variadas cuando no totalmente opuestas. Lo cierto es que las botellas vacías se iban acumulando mientras que algunos participantes en la fiestas se desprendían de sus ropas mientras bailaban.

A media tarde, la corista y actriz Virginia Rappe comenzó a sentirse mal debido a unos fuertes dolores de estómago. Se avisó a un médico y Virginia Rappe fue evacuada al exclusivo hospital de Pine Street donde entró en coma. Cuatro días después moría a causa de una peritonitis.

Distintas versiones y el final de su carrera

Las versiones de lo allí ocurrido difieren como la noche al día. Según la versión de Maude Delmont,de la que se sospecha que intentó aprovechar el suceso para extorsionar a Arbuckle y su entorno, Roscoe y Virginia estaban juntos en la suite 1221 cuando desde el dormitorio se escucharon varios golpes y gritos de angustia.

A los pocos minutos de aquellos gritos, Arbuckle abrió la puerta de la suite apareciendo a medio vestir y con la pamela de Virgina en la cabeza. Según Delmont sus palabras fueron: "vestirla y llevarosla al Palace. Hace demasiado ruido". Las fotografías que se conservan de la suite muestran una habitación totalmente desordenada y con el mobiliario roto.

Cuando Virginia fue trasladada al Hospital de Pine Street, apenas tuvo tiempo antes de entrar en coma de musitar a una de las enfermeras: "Fatty Arbuckle me ha hecho esto. Por favor, ocúpese de que se haga justicia". Tras su muerte, el 10 de septiembre de 1921, Arbuckle fue acusado de violación y de asesinato.

Roscoe Arbuckle fue detenido el 11 de septiembre. El caso fue portada de todos los periódicos y la prensa amarilla y sensacionalista se cebó con Arbuckle. Se llegó a decir que Roscoe había penetrado a Virginia con una botella de gaseosa, otros decía que la había penetrado con un gran trozo de hielo.

Roscoe fue juzgado por estos hechos en tres ocasiones, y en todas ellas fue absuelto. El último de los juicios finalizó con su absolución el 12 de abril de 1922. Sin embargo, Fatty no fue perdonado. La Paramount canceló su contrato de tres millones de dólares y sus películas fueron arrinconadas.

Roscoe Arbuckle no consiguió actuar de nuevo y solo algunos amigos, como Buster Keaton, le permanecieron fieles. Arruinado y alcoholizado, falleció en Nueva York el 28 de junio de 1933 a los 46 años de edad. Fue incinerado y sus cenizas fueron esparcida en el Océano Pacífico.