A pesar de que todos suponían que Rodrigo Barrios saldría en libertad, ya que en la República Argentina, por lo general, los casos de muertes provocadas por accidentes de tránsito reciben penas excarcelables (menores a tres años de prisión), esta vez se escuchó el reclamo de la familia de la víctima, y se aplicó un castigo ejemplificador.

El boxeador fue condenado, por el Tribunal Oral número 3 de la ciudad de Mar del Plata, a cuatro años de prisión efectiva y ocho años de inhabilitación para conducir cualquier tipo de vehículo, bajo el delito de "homicidio y lesiones culposas", que prevé una pena mínima de dos años, y una máxima de cinco, según el Código Penal de la Nación Argentina.

El uso del teléfono celular mientras estaba conduciendo, su fuga una vez consumado el accidente, que los jueces la catalogaron como una "actitud egoísta, y sin evidencia de solidaridad y consideración hacia el otro", y, por sobre todas las cosas, la muerte del bebé que Yamila González llevaba gestando hacía 18 semanas en su vientre, fueron los agravantes para dictarle una prisión real. No obstante, quedó sin probarse que Barrios hubiese estado bajo los efectos del alcohol u otra sustancia tóxica, ni mucho menos la acusación del fiscal de que se encontraba cansado, ya que provenía de una fiesta y previamente de una exhibición boxística en Pinamar, a 130 kilométros de Mar del Plata, donde sucedieron los hechos.

Desde ya que quedó descartado el delito de "homicidio con dolo eventual" (esto significa que el acusado hubiese tenido intenciones de cometer el crimen), tal como lo pidió la querella, lo que hubiese implicado una condena de hasta 25 años.

Graciela Morales, la madre de la víctima fatal, que también fue herida aquella trágica mañana, manifestó que "esperaba una pena mayor", pero que la conforma que la prisión sea efectiva, y confesó haber sentido "satisfacción" al ver el instante en que la policía retiraba esposado al ex campeón. Y concluyó: "la justicia llega. Cuando uno no se maneja por derecha y no asume las responsabilidades, se paga".

El fiscal sufrió agresiones

El fiscal Oscar Deniro fue insultado y atacado una vez leída la sentencia. Primero fue increpado por familiares de víctimas en accidentes de tránsito, que estuvieron presentes en el juicio oral, a la espera de un fallo ejemplar, y uno de ellos llegó a destruirle parte del auto con un objeto contundente, además de brindarle múltiples insultos.

Lo que se le reclamaba al representante del Ministerio Público era la baja pena que había solicitado (3 años y medio), menor a la que finalmente se le aplicó al deportista. Fue calificado de "traidor" y "cobarde" por los familiares de González y demás concurrentes, a la salida de los Tribunales.

¿Que pasó la mañana del 24/1/10?

Aquella mañana del domingo 24 de enero de 2010, "La Hiena" Barrios transitaba con su camioneta modelo BMW X5 por el centro de Mar del Plata, cuando, en la intersección de la Avenida Independencia y Ayacucho, embistió desde atrás a un Fiat 147, que, a su vez, se llevó puesto otro rodado que arroyó a Yamila González, la joven de 20 años de edad, embarazada de cuatro meses.

Lejos de hacerse cargo de la situación ocasionada, el pugilista, que venía de una fiesta que duró hasta altas horas de la madrugada, y se presume que se encontraba alcoholizado (aunque esto no pudo ser corroborado), huyó hacia el pueblo vecino de Miramar, chocando dos veces mas en el viaje. Varias horas mas tarde, se terminó entregando en una comisaría de la ciudad balnearia.