Tras el nacimiento de los superhéroes, el siguiente paso en muchos casos fue darles compañeros adolescentes. Robin fue el de Batman y no hay ninguno que haya conseguido tanta fama. Cumple 70 años, ya que nació en la primavera de 1940 de la mano de Bob Kane, Bill Finger y Jerry Robinson. En la ficción, hasta cinco personajes diferentes han vestido el traje de un personaje emblemático.

Varias versiones sobre el nacimiento de Robin

Como el origen de Batman, el nacimiento de Robin tiene varias versiones. Lo que está claro es que la inspiración más directa para sus tres creadores fue la de Robin Hood, en sus versiones más amables y llenas de vivos colores.

La introducción de Robin en los mitos de Batman supuso rebajar notablemente el tono oscuro de sus primeras historias. Y, también, una forma de buscar que los lectores más jóvenes pudieran identificarse con el nuevo héroe. Había nacido el Chico Maravillas, sobrenombre que se le dio en su debut, en el número 38 de ‘Detective Comics’.

Dick Grayson fue el primer Joven Maravillas

El muchacho que vistió el uniforme por primera vez se llama Dick Grayson, el hijo de una familia de trapecistas. Un mafioso asesina a sus padres en plena función. Bruce Wayne, presente entre el público, revive su propia tragedia y decido acogerle en su mansión como pupilo. Poco después, le desvela que es Batman y le ofrece unirse a su lucha.

En los años 70, los guionistas decidieron que ese niño de diez años que acompañaba a Batman debía crecer. De Chico Maravillas pasó a Joven Maravillas, ingresó en la universidad y cobró una nueva popularidad como miembro de los Jóvenes Titanes. En ese contexto, Dick decidió retirarse como Robin y convertirse en Nightwing.

Jason Todd, en el número 368 de Batman

DC no quería que Batman se quedara sin Robin e introdujo un nuevo joven destinado a vestir su traje. Se trataba de Jason Todd, que debutó con el traje en el número 368 de ‘Batman’, en 1983. Era un chico de la calle que trataba de robar los neumáticos del Batmóvil cuando fue sorprendido por el Caballero Oscuro, quien le ofreció una oportunidad de encauzar su vida.

La rebeldía de Jason facilitó a DC un experimento único: ofreció a los lectores la posibilidad de decidir si querían que muriera en una explosión provocada por el Joker. Por apenas 72 votos, los lectores optaron por darle sentido al título elegido para la saga, ‘Una muerte en la familia’. Jason Todd ya descansaba en paz.

Tim Drake, el tercer Robin

Sólo un año después de aquello, en 1989, el guionista Marv Wolfman introdujo al futuro tercer Robin. Lo hizo en una viñeta perdida de la saga ‘Año tres’, en la que un niño llamado Tim se hace una foto en el circo con los Graysons antes del fatal accidente que acabó con la vida de los padres de Dick.

Tim Drake es un admirador de Batman que descubre su identidad secreta porque ve en los movimientos de Robin los del joven acróbata que le impresionó aquel trágico día en el circo. En diciembre de 1989, en el número 442 de ‘Batman’, se puso el uniforme por primera vez, un uniforme adaptado a los nuevos tiempos y diseñado por Neal Adams.

Stephanie Brwon y Damian Wayne

Las aventuras de Tim como Robin guardaban muchas similitudes con las del primer Spiderman. En una de las ocasiones en las que dejó el trabajo, Batman escogió como ayudante a una novia recurrente de Tim, Stephanie Brown, una heroína conocida como Spoiler.

Stephanie falló a Batman y éste optó por prescindir de ella, pero fue asesinada por Máscara Negra. Como muchas veces en los cómics, las noticias de su muerte fueron exageradas. Y ha habido un quinto Robin, Damian Wayne, hijo de Bruce Wayne y Talia, la hija de Ra’s Al Ghul.

Robin, en la pantalla

Robin apareció en los seriales de Batman de los años 40 con los rostros de Douglas Croft y Johnny Duncan. El personaje, interpretado por Burt Ward, fue una parte esencial de la serie de los años 60 que generó la primera Batmanía en Estados Unidos.

Tim Burton no quiso a Robin en sus dos películas de 1989 y 1992. A Joel Schumacher sí le atrajo añadirle a su colorista universo en ‘Batman forever’ y ‘Batman & Robin’. Muchos rumores apuntaron a Leonardo Di Caprio, pero el elegido fue Chris O’Donnell. Ni él ni los dos filmes en los que intervino gustaron a los aficionados. Christopher Nolan no tiene interés en usarle en la nueva saga.

Robin siempre ha estado presente en las series de animación de Batman, desde las originales en los años 70 hasta las más populares de las dos últimas décadas, y ha tenido más protagonismo en solitario en 'Teen Titans'.

Después de siete décadas, Robin está más vivo que nunca.