Robert Pattinson hace lo imposible para salirse del cajón de los vampiros. A las puertas del estreno de Eclipse y en plena pre-producción de Breaking Dawn, el actor de origen inglés ya cuenta en su haber con diferentes roles. Desde un joven Salvador Dalí (en Little Ashes), pasando por el rebelde Tyler Hawkins en Remember Me

Entre varios proyectos a punto de tomar forma y otros ya en estado avanzado de gestación, se encuentra Bel Ami, actualmente en pleno rodaje en Hungría y Londres. En este largometraje, Robert Pattinson le dará vida a George Duroy, un apuesto joven que emprende un singular “viaje” en el París de 1890: desde buhardillas infectadas de cucarachas a opulentos salones.

Un casanova trepador

Valiéndose de su ingenio y su particular poder de seducción, ante los encantos de George Duroy sucumbirán tanto damas de la alta sociedad, como mujeres de la vida alegre. Esta historia que promete estar cargada de erotismo y ambición, está enmarcada en un entorno donde la política y los medios – este “héroe” es un poco talentoso reportero...- se dan de codazos para hacer sentir sus influencias, “en un mundo donde el sexo es poder y el hacerse famoso es una obsesión”, tal como rezan las notas de producción.

Y entre todas esas mujeres que morirán de amor por el irresistible Duroy -alias Robert Pattinson-, figuran la ex Kill Bill Uma Thurman (como Madelaine), la inglesa Kristin Scott Thomas (en la piel de Virginie) y Christina Ricci (en el rol de Clotilde), recordada por su papel en Monster. Como dato curioso, en la etapa de pre-producción de Bel Ami, Nicole Kidman se había embarcado en el proyecto, pero lo tuvo que dejar por problemas de calendario.

Adaptación de Maupassant

Los cambios en este estelar elenco no desalentaron a la dirección a cuatro manos a cargo de Declan Donnellan y Nick Ormerod, con muy poco fogueo en la gran pantalla, ambos son provenientes del mundo del teatro y fundadores de la compañía teatral Cheek By Jowl, con base en Inglaterra.

Bel Ami es una historia que muy bien podría desarrollarse en la actualidad, con todo lo que encierran e implican sus bajas y oscuras pasiones, sin embargo está basada en la novela homónima del escritor francés Guy de Maupassant, la cual fue publicada en 1885. Ya desde el anuncio de la realización de este filme se comenzó a especular cuán fiel le sería el mismo a la historia de Maupassant. Los resultados se verán en 2011, cuya adaptación del guión recayó en Rachel Bennette, quien ha trabajado muchos años en BBC Films.

Un descanso para Edwad Cullen

Se desconoce el presupuesto de esta película donde el eterno Edward Cullen toma un descanso para darle otra oportunidad protagónica a Pattinson. Sin embargo, al parecer este proyecto llevado a cabo por la productora británica Redwave Films y con la participación de otros países como Italia y Alemania, posee no solamente el aval de contar con un elenco que promete arrastrar una singular variedad de público.

Otra estrella que le guía en este difícil y oscuro camino de la cinematografía, es su productor ejecutivo Simon Fuller (de la compañía XIX), quien es mejor conocido en el mundo del espectáculo por ser el cerebro detrás de la franquicia más exitosa de la televisión a nivel mundial, como lo es American Idol.

Así pues que no se necesita un vampiro clarividente para augurarle a Bel Ami un casi seguro éxito de taquilla.