Las primeras concentraciones de repulsa hacia un régimen, tuvieron como objetivo derrocar al presidente tunecino Ben Alí, a finales de diciembre del pasado año. Poco después, Egipto se convirtió en el siguiente foco de conflictos, con idénticos sucesos y mismo final. Alentados por semejantes triunfos, parecen haberse iniciado levantamientos en las poblaciones de Irán, Yemen, Jordania, Libia y Bahrein.

La conducta humana suele ser previsible

Que la historia se repita no es nada nuevo, dado que gracias a los estudios de la psicología, la conducta humana suele ser, en la mayoría de los casos, previsible.

Podemos basarnos en diversas teorías de la psicología del aprendizaje, psicología social e incluso de la neuropsicología, para poder entender con mayor facilidad los acontecimientos actuales, cuestionar la libertad de los mismos e incluso la nuestra propia.

Aprendizaje vicario de Albert Bandura

El psicólogo Albert Bandura de tendencia cognitivo conductual, definió el aprendizaje vicario, como el hecho de aprender ciertas conductas, siguiendo los modelos vistos en otras personas con las que se comparten ciertas características, y con las que por consiguiente uno se encuentra identificado.

Un ejemplo de esto, serían los niños que adquieren nuevos conocimientos observando lo que les sucede a sus padres y hermanos mayores, sin necesidad de experiencia práctica propia.

De tal forma, una conducta con resultados positivos que ha sido realizada por un igual, tenderá a ser imitada. Los altercados de Túnez y la derrota de su presidente, fue el primer ejemplo a seguir.

Psicología de las masas

El psicólogo francés del siglo XIX, Gustave Le Bon, es el autor de la obra La psicología de las masas, una de las mayores aportaciones en el campo de la psicología social.

Según este autor, el origen de la creación de una masa, radica en un conjunto de personas unidas por una emoción. Esto implica una prevalencia de los sentimientos ante el pensamiento. Ejemplos de ello son las aficiones de un equipo de fútbol, fanáticos religiosos o incluso los participantes del Carnaval. La misma idea política de necesidad de un cambio de gobierno, tras años de nefasta dictadura, desató una misma y potente emoción.

Ley de la unidad mental de las masas

Esta ley estaría definida por el hecho de pasar de ser un individuo, a ser una masa, una agrupación con una sola mente colectiva que hace que el sujeto sienta, piense y por tanto actué, de una forma muy diferente a como lo haría si estuviese aislado.

Factores que facilitan una mente colectiva

El grupo de personas que conforma la masa, suele ser abultado en número, como así lo hemos visto en los asentamientos de las plazas de las principales ciudades árabes. Esto genera un sentimiento de gran compañía, de seguridad y de ser invencible.

Debido a esta gran cantidad de integrantes, la masa goza de un carácter anónimo, con lo que se pierde la individualidad y el sentimiento de responsabilidad de los propios actos.

El contagio de una misma forma de actuar, viene determinado por la sugestión de la que hablaba Sigmund Freud, por el hecho de querer pertenecer al grupo, de ser igual que los demás.

Que el ser humano goce de invulnerabilidad y anonimato, suele provocar que se ceda ante los instintos primarios. Responsable de esto podría ser el “complejo R” del cerebro triple de MacLean.

El cerebro humano está formado por tres capas

Paul MacLean, neurocientífico norteamericano, desarrolló una teoría por la cual, al igual que un árbol añade una capa de corteza sobre otra, el cerebro humano, además de gozar de un complejo entramado de conexiones, tendría una base fisiológica compuesta por tres capas o niveles. Se habrían desarrollado con el paso de la evolución a lo largo de miles de años y se compondrían de:

  1. Neocórtex, en donde a grandes rasgos y entre otras, se asentarían la inteligencia y el pensamiento.
  2. El sistema límbico, responsable de las emociones.
  3. El “complejo R” o cerebro reptil, que siendo el más primitivo de todos, regularía los elementos básicos de supervivencia y la agresión.
Dado que la racionalidad queda bloqueada en la masa, la actividad del neocórtex desaparece, siendo los sentimientos quienes gobiernan a la razón y los instintos primitivos, los más influyentes para la acción. El conjunto, es así más proclive a la agresividad y el salvajismo. Un ejemplo de ello, sería la espeluznante agresión sexual que sufrió la reportera de la CBS, Lara Logan.

En palabras de Barack Obama: "La libertad humana es inevitable”. Pero, sabiendo que la conducta de ser humano es predecible, y que hay expertos conocedores de cómo provocar ciertas respuestas, cabría preguntarse si realmente somos libres.