Reunión. Cuaderno de bocetos de Manel Fontdevila es una obra tan peculiar como destacable en el panorama de la historieta española. Por un lado, y por sorprendente que pueda parecer, es exactamente eso, un cuaderno de bocetos, algo que pocas veces ha conocido un destino comercial. Por otro, su autor es un historietista conocido por su trabajo en El Jueves y Público. Y, finalmente, es el primer título de una nueva editorial, ¡Caramba!, que nace en tiempos de crisis y dando el salto desde el mundo del fanzine.

Nace la editorial ¡Caramba!

El estreno de una nueva editorial de cómic en España es siempre motivo de júbilo. Que lo haga como lo ha hecho ¡Caramba!, más todavía. Con ese mismo título nació un exitoso fanzine, que agotó los 999 ejemplares de sus dos tiradas. Y por ese éxito, sus responsables, Manuel Bartual y Alba Diethelm, decidieron dar el salto al mundo editorial, con el objetivo de crear historias de humor. Reunión es la primera publicación de ¡Caramba! y tiene un precio de venta de 12 euros.

Para su presentación en sociedad, la recién nacida editorial cuenta con un nombre importante, el de Manel Fontdevila. En la actualidad es dibujante del diario Público y de la revista El Jueves, que dirigió entre los años 2000 y 2004. Quienes no sean lectores habituales de estas publicaciones, puede que sí recuerden el secuestro judicial de El Jueves por una portada en la que aparecían los Príncipes de Asturias en indecorosa postura. Fontdevilla fue su autor, junto con Guillermo Torres.

Manel Fontdevilla en las reuniones de El Jueves

Eso ya deja bien claro que la corrección política no es, precisamente, una de las preocupaciones del autor de Reunión. En realidad, la obra nos descubre al Manel Fontdevila más auténtico y libre de las ataduras del mundo comercial, pues este volumen, editado en una más que curiosa forma de libreta que hace honor al material original, recopila los bocetos y las notas que el dibujante toma durante las reuniones del consejo de redacción de El Jueves.

Reunión es un repaso de esas tormentas de ideas de la cúpula editorial de la revista en los últimos cinco años. Por las notas de Fontdevilla desfilan todos los asuntos que han desfilado por la actualidad y que El Jueves retrata siempre desde su particular punto de vista. La edición respeta las anotaciones originales, por lo que repasar cada una de las 180 páginas de esta recopilación a veces obliga a un importante esfuerzo para descifrar la caligrafía de su autor. Y es que son notas que no estaban pensadas para ser vistas por el público.

Dibujos de mujeres

Pero en esta libreta hay mucho más que eso. Hay mucha ilustración, mucho boceto, mucha sana locura. Siendo El Jueves su origen, es evidente que muchos de los dibujos presentes en Reunión son de mujeres, y más concretamente de mujeres con actitudes sexuales y, de algún modo, provocativas, en todo tipo de posturas y aludiendo a los temas más diversos. Como El Jueves. Como la imaginación de Manel Fontdevila.

¡Viva el cachondeo!” dice la camiseta de un hombre contemplando a una mujer desnuda en la primera página de dibujos de Reunión. Sobre esa ilustración, temas como los dos años de José Luis Rodríguez Zapatero en el Gobierno o la consideración de Andalucía como “realidad nacional” en el debate de su Estatuto. Cinco años después, se habla de los recortes económicos y sociales en España o de los privilegios de los políticos. Todo ello amenizado por los dibujos de Fontdevila.

Fontdevila: un “raro objeto”

El autor califica esta publicación de “raro objeto” en la introducción de la misma. No le falta razón. Reunión es un artículo extraño para el precario mercado del cómic español, y eso mismo hace de esta libreta un objeto preciado para todo aquel que haya leído a Fontdevila en El Jueves, en Público o en cualquier otro lugar. Y es también una espléndida forma de descubrir que hay vida en el noveno arte que se publica en nuestro país.