"Deseo y tormento, Luis Caballero 1968 -1992" es el nombre de la exposición retrospectiva del pintor bogotano, la cual estará abierta en el Mamm (Museo de Arte Moderno de Medellín) hasta el 3 de marzo de 2013. Esta exposición podría ser un homenaje póstumo de la cultura antioqueña al artista que falleció en 1995, a los 52 años de edad, en la mejor etapa de su vida artística.

Breve biografía

Luis Caballero nace en Bogotá, en el año de 1943, en el seno de una familia perteneciente a la alta cultura colombiana. Su padre, Eduardo Caballero Calderón, y sus hermanos; Lucas y Antonio Caballero, tienen una estrecha relación con el periodismo y las letras. Su infancia la vivió entre Bogotá y Madrid, ya que su familia cumplía funciones diplomáticas en el país ibérico.

Su cercanía con el arte y la plástica empieza a darse en 1957, gracias a la presencia de su tía abuela, doña Margarita Holguín y Caro, alumna del maestro Andrés de Santa María; su tía le llevó a participar en la restauración de la Capilla de Santa María de los Ángeles en Bogotá. Este fue un evento decisivo para que Luis Caballero, con catorce años de edad, tomara oficialmente el compromiso de ganarse un nombre como artista, como pintor y dibujante.

En 1961 inicia estudios en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de los Andes. Allí conoce a su colega Beatriz González. Allí también fue alumno de Marta Traba, una importante crítica de arte contemporáneo latinoamericano. Luego, en 1963, viaja a Francia, para estudiar en la Academia Chaumiere de París.

En 1968 gana la Primera Bienal de Arte de Medellín, con un Políptico que ya anunciaba tanto la capacidad como el conocimiento sobre historia del arte y el talento por parte del artista. La bienal que fue patrocinada por la empresa de textiles Coltejer otorgaba un premio de 100.000 pesos colombianos, este dinero sirvió como motivación para que Luis Caballero tomase la decisión de radicarse en París y así, continuar de lleno con su búsqueda estética.

La muestra retrospectiva en el Mamm

La obra de Luis Caballero manifiesta un culto casi que sacro por la fuerza y la belleza del cuerpo humano, en este sentido, es el cuerpo masculino, el que captó y robó la atención y la tentación del artista por más de tres décadas de vida y obra. Así lo explica el artista a Marta Traba en 1973:

"El erotismo de esas figuras es una manera de hacerlas vivas y cargadas de sensaciones. Trato de resumir en ellas toda la fuerza vital, erótica si quiere, que lleva consigo la imagen del hombre, para hacerlas tan vivas y tan inquietantes como el hombre que las mira. En resumen, darles existencia física para que lleguen a tener existencia espiritual".

La eficacia como dibujante le otorga la capacidad de entregarle un aire metafísico a los cuerpos, que bellamente estructurados podrían en muchas circunstancias estar gravitando en el espacio, o quizás, metamorfoseándose en otros cuerpos, arropándose en otras extremidades sensuales, llenas de esperanza o desilusión, angustia y deseo.

El centro es tensión, es el rojo de la sangre y de la carne que emana a través del tiempo, configurando, propagando la masa vital que termina, en muchas ocasiones, siendo absorbida en una brusca oscuridad, como si un agujero negro se robara todo el color, quedando en tinieblas toda la luz de las sanguinas y los carmines encendidos. Núcleos humanos, llenos de tensión y de fuerza, riscos sensuales que se desprenden de su uniformidad, obligando al observador a buscar desde varios planos, cada una de las historias que la obra alcanza a contener.

Un sentido no es posible, tal vez múltiples sentidos, ya que la belleza no es la finalidad, no es la explicación a tanta entrega, a tanto sacrificio, a tanta pasión y compromiso por el arte y su lenguaje.

La obra reunida en la retrospectiva "Deseo y tormento", de la que está a cargo como curadora, María Margarita Malagón Kurka, es sin lugar a dudas una gran muestra del artista colombiano más representativo del arte contemporáneo en el último cuarto de siglo XX, y estará abierta al público, en la ciudad de Medellín, hasta el próximo 3 de marzo.