‘Un largo destino de sangre’ es el título del espléndido relato de intriga y antibelicismo escrito por Laurent-Frédéric Bollée y dibujado por Fabien Bedouel. Publicada por la editorial 12 Bis, se trata de un magnífico relato en dos partes que tiene lugar durante la Primera Guerra Mundial, estructurado con un montaje directo, un estilo visual deslumbrante y sin concesiones y con una narración muy cinematográfica.

Dos volúmenes de 12 Bis

En abril de 2010, la editorial 12 Bis sacó al mercado la primera parte de ‘Un largo destino de sangre’, y un año después publica la segunda, la que cierra la tan intensa como interesante historia creada por Bollée y Bedouel. Cada uno de los dos volúmenes, editados simultáneamente en Francia y España como suele ser costumbre en este sello, tiene un precio de 14 euros.

Francia, Primera Guerra mundial

La narración comienza en plena Primera Guerra Mundial, en el frente del Aisne, con un oscuro y misterioso prólogo, que sienta las bases de la tensión que va a marcar todo el relato en sus dos partes. La siguiente escena ya tiene lugar en París, el 31 de marzo de 1918, y sirve para acrecentar el misterio y para desvelar que la narración será, casi en su totalidad, un flashback, narrado con pulso maestro, de 24 horas de duración.

En ese tiempo, y con una veintena de personajes a su servicio, Bollée y Bedouel configuran una compleja trama de misterio y de hábiles descripciones de caracteres, que en apariencia no tienen nada que ver los unos con los otros pero que con sus acciones a lo largo de un día sellan sus destinos de forma conjunta. Empezando la obra en un escenario de guerra, es fácil presumir que la historia será cruel, pero el mensaje de los autores es aún más cruel lejos del campo del batalla.

Cómic antibelicista y en pro de la libertad de prensa

Este cómic francés supone una dura crítica a los efectos de la guerra, también al funcionamiento del Ejército y, sobre todo, a la política que se esconde en los despachos de las altas esferas. Es, del mismo modo, un canto a la necesidad de la libertad de prensa. ‘Un largo destino de sangre’ es también un crudo retrato de la naturaleza humana, de los límites que estamos dispuestos a sobrepasar en nombre del bien común o para satisfacer las pasiones personales.

Bollée y Bedouel usan un reparto coral, en el que destacan una profesora con inquietudes y prohibidas actividades antibelicistas; un soldado de permiso en París que se encuentra allí con ella, pues es su madrina de guerra; un periodista que tiene las pruebas de un gran escándalo contra la guerra; y un diputado y un general que son los autores de la atrocidad que ese periodista pretende destapar. Ninguno de ellos es lo que parece ser, ninguno podrá elegir su destino en esta tragedia.

Guión de Laurent-Frédéric Bollée

El guión es una perfecta tela de araña que, además, concentra la acción de forma magistral en sólo un día de la vida de sus personajes. En ella se suceden los acontecimientos de forma inesperada y veloz, pero nunca atropellada, y eso es mérito del guionista. Sin tiempo para digerir la nueva información, Bollée ofrece otra nueva. Y lo hace planteando sobre el papel un constante cambio de escenario, incluso alternando diferentes secuencias.

Con esta narrativa tan cinematográfica, se ofrecen contundentes y arriesgados contrapuntos visuales y, sobre todo, emocionales (las escenas de sexo se mezclan en la disposición de las viñetas con una violenta pelea y con un acto religioso). No es una historia que confluya en un clímax final, aunque todos sus personajes principales sí se cruzan en uno de ellos, sino que presenta numerosos momentos álgidos en su narración, sobre todo en el segundo de sus números.

Dibujo de Fabien Bedouel

El dibujo de Bedouel parte de una premisa interesante, y es que se trata de un ilustrador con experiencia en el mundo de la animación. Eso se deja entrever tanto en el montaje de las viñetas como en el movimiento corporal de sus personajes. En ambos aspectos y en todo lo que compete al uso de los lápices (incluyendo el espléndido uso del color, que ya impacta desde el rojo que domina las portadas de ambos números), el resultado es sobresaliente.

‘Un largo destino de sangre’ es una obra muy recomendable para todos aquellos lectores que disfruten de historias de intriga. Sobresale el perfecto encaje de todos sus personajes, descritos todos ellos con un realismo sobrecogedor, y el tono oscuro y trágico que impregna la historia desde su primera página. Una espléndida muestra del buen estado de forma que vive el noveno arte en Francia.