“Que el poder, la venganza y el odio son más fuertes que cualquier otra cosa, y que los hombres son capaces de matar a quien aman y de besar a quien odian si ello es necesario para cumplir sus ambiciones”; reflexiona Publio, el personaje que sin ser central está siempre omnipresente en la novela de Victor del Árbol y que de alguna manera representa lo peor de esos personajes públicos que están dispuestos a cualquier cosa con tal de satisfacer sus intereses personales, por desgracia, ese tipo de personajes pueblan la fauna política de casi todos los lugares y casi todos los tiempos. El caso de Publio es un caso extremo, es una persona dispuesta a todo, matar, manipular la justicia, medrar en política y traicionar a todos todo el tiempo. Hay otros poderosos que a simple vista no son tan dañinos pero en realidad destruyen muchas personas a su paso.

“La tristeza del samurái”, de la posguerra española al 23F

La familia Alcalá: Marcelo, su hijo César y su nieta Marta, será devastada por un crimen cometido durante la posguerra española en Extremadura en el año 1941.

La trama de la novela nos lleva desde la posguerra en Extremadura hasta la Barcelona de 1981, durante el golpe de estado del 23F.

Cuarenta años de complots, secuestros, asesinatos, torturas y violencia machista, son los ingredientes de esta fantástica novela de intriga, de sentimientos y rencores, de amor y odio, de ambición y dolor. Victor del Árbol narra los acontecimientos ocurridos y poco a poco va entrelazando los personajes, entrando en la psicología de cada uno de ellos, y haciéndolos coincidir quizás en demasiados lugares, Mérida, la estepa rusa, Barcelona. Esta coincidencia, en algún momento, produce una sensación de inverisimilitud, pero en su descargo hay que destacar: que la realidad normalmente es más inverosímil que la ficción.

Victor también nos hace transitar por esos años cruciales de la historia de España, esos años oscuros que parecían haberse acabado para siempre pero que cada vez más se intuye que aun hoy mediatizan las vidas de muchos españoles.

“La tristeza del samurái”, entre el thriller y la novela de posguerra

La novela es un sólido thriller con un entramado rico en personajes y con la tensión necesaria para mantener el interés del lector de principio a fin, los indicios y los distractores de la novela nos mantienen en la intriga. Pero “La tristeza del Samurái” no es solo eso, es una novela que habla de la posguerra española, de la arbitrariedad impuesta a los vencidos por parte de los vencedores, de como parte de los franquistas se camuflaron entre los demócratas y como de alguna manera seguían agazapados en los años ochenta, quizás se pueda intuir que en el siglo XXI perviven entre nosotros.

Victor del Árbol de policía (Mosso d’esquadra) a escritor a tiempo completo

Victor del Árbol nació en Barcelona, España en 1968. Fue seminarista durante cinco años, para más tarde cursar estudios de Historia en la Universidad de Barcelona y trabajar, de Mosso d´esquadra para la Generalitat de Cataluña, trabajo que le permitió acercarse, desde 1992, al aspecto más humano de las personas. Recibió el Premio Tiflos por su primera novela “El peso de los muertos”.

"La tristesse du samurai", traducción francesa de “La tristeza del samurái” ha recibido el galardón a la mejor novela negra europea 2012, "Le prix du Polar Européen", otorgado por la revista "Le Point" y se ha convertido en un bestseller en Francia, este premio le ha permitido al escritor dar el paso de dedicarse por completo a la escritura y como el mismo reflexiona: "En las actuales circunstancias me he atrevido a cambiar la estabilidad de ser funcionario y un futuro previsible por un futuro incierto, pero estoy acostumbrado a vivir en el filo y prefiero la ilusión y la pasión de luchar por algo que me merece la pena". Desde esta humilde reseña le deseo lo mejor en su nueva etapa.

Otras obras de Victor del Árbol