La novela de Evelio Rosero además de desmitificar la figura de Simón Bolívar, nos habla de intolerancia, esa intolerancia que ejercen los seguidores de las historias oficiales para con las personas que proponen versiones críticas de los mitos fundacionales de las sociedades. “La Carroza de Bolívar” nos plantea la intolerancia en Colombia pero se puede hacer extensiva a cualquier sociedad y a cualquier “héroe”. La novela también nos habla de antihéroes, algunos totalmente olvidados como el historiador José Rafael Sañudo, quien en 1925 publicó una biografía de Simón Bolívar donde mostraba un libertador totalmente distinto al que se ha utilizado para construir el concepto de nación que hoy en día tiene Colombia y otros países Latinoamericanos.

“La carroza de Bolívar”: un carnaval trágico, como la vida misma

El doctor Justo Pastor Proceso López, ginecólogo en Pasto, y su esposa, Primavera Pinzón, son los personajes principales de la novela, acompañados por otros variopintos protagonistas que nos harán transitar por un loco carnaval de Blancos y Negros. Quizás el carnaval represente la vida, la nuestra y la de los personajes, la doble moral en la que nos encontramos inmersos en multitud de ocasiones. Casi nadie es lo que parece, por supuesto, Rosero nos deja claro que Bolívar no es quien parece ser; pero los demás personajes tampoco son lo que aparentan.

La decisión del doctor Justo Pastor Proceso López de impulsar la creación de la carroza alegórica, donde se representará a un Bolívar despiadado, es el detonante de la historia. Una historia que nos muestra un Simón Bolívar del todo diferente al oficial y que nos hace transitar por un carnaval que se celebra en los primeros días de enero de 1967 y nos presenta unos personajes que anclados en sus vidas quieren vivir o aparentar otras, vidas oficiales y vidas reales se juntarán en un carnaval grotesco donde nos sentimos en el medio de los bailes y las músicas apestando a aguardiente.

En la novela aparecen pequeños “libertadores” tanto de izquierdas como de derechas que conseguirán que la carroza no desfile en el carnaval de 1967 y que llevaran a la muerte al propio Justo Pastor Proceso López, que será pateado por unos “asnos”.

Simón Bolívar en la memoria colectiva de Pasto

La novela está ambientada en la ciudad de Pasto. Para muchos pastusos, Bolívar es una figura para nada digna y mucho menos heroica en contraposición a lo que cuentan los historiadores dijéramos oficiales.

La ciudad de Pasto hizo frente al “libertador” y pagó cara su osadía, tanto Bolívar como su ejército cometieron verdaderas atrocidades con los habitantes de Pasto. Ya derrotados, los habitantes de Pasto fueron humillados y aniquilados por el “Libertador”, mostrando sus ansias de poder absoluto y su desmesurado deseo de grandeza.

Evelio Rosero recoge tremebundos pasajes, rescatados de la tradición oral de los pastusos, sobre las atrocidades cometidas por Bolívar y su ejército en Pasto.

Evelio Rosero uno de los mejores escritores Colombianos

Evelio Rosero nació en Bogotá, Colombia, en 1958. Estudió Comunicación Social en la Universidad Externado de Colombia. En 2006 obtuvo el Premio Nacional de Literatura de Colombia. En 2007, con su novela Los ejércitos, gana el II Premio Tusquets Editores de Novela, traducido a doce idiomas, su novela consiguió el prestigioso Independent Foreign Fiction Prize (2009) en Reino Unido y el ALOA Prize (2011) en Dinamarca.

Otras obras de Evelio Rosero