Fueron la tragedia del Kursk, en agosto de 2000, que causó 118 muertos, y el afortunado rescate del submarino, también ruso, AS-28, en el verano de 2005, que dejaban a las claras que en el caso de producirse una tragedia en un submarino toda operación de rescate necesitaría de una cooperación internacional con aporte de toda clase de medios técnicos y humanos pues es muy improbable que una sola nación, quizás con la excepción discutible de los Estados Unidos, disponga de todos los medios materiales y humanos suficientes para acometer un rescate de submarinos con éxito.

Con esa idea se realizan cada tres años los ejercicios multinacionales “Bold Monarch” de rescate de submarinos.

Definición

“Bold Monarch” (Monarca Intrépido) es el mayor ejercicio de rescate de submarinos que se realiza en Europa, auspiciado por la OTAN su concurso está abierto a países de fuera de la Alianza que concursan tanto con medios como personal y observadores.

Tiene su contraparte en el pacífico el “Pacific Reach” (Búsqueda del Pacífico) en el que participan países de Asia y Oceanía, aparte de los EE UU.

En esta edición España ejerce de anfitrión aportando medios, buques, logística, personal y el entorno pero el mando y la dirección recaen en exclusiva en la alianza y en concreto en su Cuartel General Marítimo con sede en Northwood, Reino Unido, y el mando del ejercicio en el jefe del Mando Norte de Guerra Submarina de la OTAN el almirante británico Ian Corder.

Objetivos

El objetivo del ejercicio es la cooperación internacional y la interoperabilidad en el campo de la seguridad submarina y practicar ejercicios de rescate de submarinos al objeto de afinar las técnicas de rescate. De este modo se ensayaran técnicas de escape de submarinos y procedimientos de rescate, suministro a submarinos accidentados, ventilación a submarinos, uso de submarinos y cápsulas de rescate, reflotamiento de sumergibles, rescate de tripulaciones, asistencia médica y lo más importante la cooperación internacional para este fin, estandarizando medios y tácticas y buscando un trabajo en conjunto y compartido independientemente de la nacionalidad de los participantes en el operativo.

Así en el ejercicio participan 2.000 efectivos de más de 20 países a distintos niveles así por la alianza participan: EEUU, Gran Bretaña, Grecia, Canadá, España, Italia, Turquía, Noruega, Francia, Bélgica, Holanda y Portugal. De afuera de la alianza concurren: Rusia, Israel y Suecia. Y se ha acogido a observadores de: Ecuador, Perú, Argentina, Australia, Brasil, India, Corea del Sur y Vietnam.

Localización

La operación se lleva a cabo en aguas murcianas, en concreto frente a la localidad de San Pedro del Pinatar junto al Mar Menor, la elección no es casual pues los fondos arenosos del entorno favorecen el posado de los sumergibles en el fondo marino y de hecho los ejercicios “Cartago” de rescate submarino que en solitario realiza la Armada Española anualmente se celebraron en estas mismas aguas en 2010 con la vista puesta en los “Bold Monarch”.

Como en los “Cartago”, el transporte de ataque “Galicia” hace de buque de insignia de la operación pero mientras en los “Cartago” la Armada quedaba a merced de sus propios medios y capacidades y solo podía ensayar con ellos sistemas tales como insuflar aire al submarino para reflotarlo, aprovisionarlo con contenedores herméticos POD, ventilarlo y reciclar el aire por umbilicales o practicar el escape libre del submarino con trajes de protección; métodos válidos todos ellos y según la emergencia, pero se carecía de submarinos de rescate y de la posibilidad de ensayar con ellos.

En los ejercicios “Monarch” se cuenta con lo máximo en tecnología y medios de rescate submarino y lo que es más importante, con la posibilidad de trabajar e interactuar con otras armadas, conocer y compartir experiencias y lo mejor trabajar juntos pues como la realidad demostró en el caso del “Kursk” y el AS-28 de producirse la tragedia toda ayuda será bienvenida venga de donde venga.

Buques especializados

Los buques participantes en la operación se especializan, según los cometidos de la misión y la tarea a desempeñar, estando desde su origen especialmente diseñados para una misión específica. Por nacionalidades se reparten así:

  • España: Buque de asalto anfibio “Galicia” (buque insignia) Submarino “Galerna”.
  • Buque de rescate submarino “Neptuno”, Buque de salvamento “Clara Campoamor” de Salvamento Marítimo.
  • Rusia: Submarino “Alrosa”, Buque de carga multipropósito KIL-158, Buque de salvamento “Shakhter”, Buque de búsqueda y rescate submarino “Epron”.
  • Portugal: Submarino “Tridente”.
  • Turquía: Submarino “Anafartalar”, Buque de apoyo a submarinistas “Inebolu”.
  • Italia: Buque de rescate y salvamento “Anteo”.
  • EE UU: Buque de salvamento multipropósito “Shoting Star”.
  • Noruega: Buque de suministro y rescate “Sandefjord”.
  • Suecia: Buque de rescate submarino “Belos” A214.
  • Francia: Buque de reconocimiento oceanográfico “Porquoi Pas”.
Como se puede observar, la variedad de buques delata los diferentes aspectos y detalle de la operación mientras los submarinos hacen el papel de accidentados, barcos como “Pouquoi Pas” se encargarían de su localización, el “Galicia” del mando y la dirección, el “Epron”, el “Neptuno”, el “Inebolu” y el “Belos” apoyarían la labor de los submarinistas de gran profundidad mientras el “Clara Campoamor”, “Epron” y el “Shakter” darían el apoyo médico y logístico a los supervivientes.

Pero de estos navíos solo cuatro cuentan con submarinos y cápsulas de rescate capaces de adaptarse y rescatar a los tripulantes de los submarinos a altas profundidades.

Son el “Shoting Star”, el “Anteo”, el KIL-158 y el “Sandefjord”.