En Resacón 2, ¡ahora en Tailandia! (ver tráiler), la secuela de la exitosa Resacón en Las Vegas no solo repite el director y el grupo de actores protagonistas, sino que la misma trama se repite con la única diferencia del país asiático como telón de fondo de la gran juerga de unos amigos en una despedida de soltero.

La sensación permanente de déjà vú es tan patente que el espectador no echará de menos ni a los personajes secundarios, Mike Tyson incluido (dando el cante de nuevo). Aunque para ser justos hay que reconocer que no todo es igual, un pequeño mono es la novedad en el casting. Tan solo dos años después de la primera parte la nueva (¿?) entrega propone que el espectador olvide la primera o se recree en la misma. Alan (interpretado por el gordito barbudo de Zach Galiafianakis) vuelve a drogar a sus ‘amigos’ mientras buscan a uno de sus integrantes que se perdió durante una noche loca, y amnésica, por Bankok.

Stu (Ed Helms) volverá a luchar contra su falta de carácter pero esta vez no es para mandar a paseo a su intransigente novia si no a su futuro suegro, un rico doctor tailandés que le desprecia en público. Y Phil (Bradley Cooper) repite como el líder de esa autodenominada manada de lobos en su aventura por recordar qué hicieron la pasada noche y a dónde ha ido a parar Teddy, el futuro cuñado de Stu (de tan sólo 16 años).

Una despedida de soltero politoxicómana

Borrachera, drogas, prostitutas, peleas, mafioso de turno, secuestro y una boda que corre peligro de no celebrarse es de nuevo el escaparate de este filme cuyo final es el principio. Y cuyas trampas pueden dejar boquiabiertos a los espectadores medianamente exigentes. Resulta difícil justificar un argumento en el que un personaje pierde un dedo y dice: “No recuerdo nada, pero ha sido una gran noche”. A menos que el personaje opine que la naturaleza fue excesivamente generosa a la hora de dotarnos con diez dedos.

La película cuenta entre sus aciertos que se estrena en verano y la oferta para ver un filme de entretenimiento sin mayores aspiraciones no es muy amplia más allá de lo nuevo de Woody Allen (Midnight in Paris), Coches robots (Transformers 3) y osos panda que hacen kung fu. Visto desde esta perspectiva es hasta una muestra cercana al neorrealismo italiano y su estudio del alma humana. Y lo hace sin tomar el modelo de las comedias románticas.

El final, con la situación resuelta con una deducción muy propia de Sherlock Holmes permite a los protagonistas salirse con la suya, acabar en la boda, que nadie se enfade demasiado y la ronda final de fotos como gag final para entretener (o retener) al espectador que tiende a levantarse antes de tiempo de la butaca del cine. Una vez más otro elemento más que se repite como en la primera resaca. Así que si ésta crítica les ha sabido a poco pueden volver a leerla desde el principio y entenderán como se sienten los espectadores de Resacón 2 (o Resacón 1.2).

Ficha técnica

Resacón 2 (2011). Comedia EE.UU. 111 minutos. Warner Bros. Director: Todd Phillips. Guión: Todd Phillips, Scot Armstrong y Craig Mazin. Intérpretes: Bradley Cooper (Phil), Zach Galifianakis (Alan), Ed Helms (Stu), Justin Bartha (Doug), Jeffrey Tambor, Ken Jeong, Mike Tyson, Liam Neeson, Jamie Chung y Paul Giamatti.