En principio, cualquier persona puede participar en los procesos selectivos que se convoquen para plazas de funcionarios de las distintas administraciones públicas, aunque hay una serie de cuestiones a tener en cuenta, ya que sin cumplir estos requisitos no es posible poder optar a las plazas ofertadas. Estos requisitos son perfectamente dados a conocer a través de la convocatoria pública.

Edad de los aspirantes a los procesos selectivos

Todos aquellos solicitantes que deseen participar en los procesos selectivos que se convoquen por parte de las distintas Administraciones Públicas deberán tener cumplidos el día que finalice el plazo para la presentación de solicitudes la edad mínima de dieciséis años. Además también está estipulada la edad máxima para presentarse a las oposiciones en los sesenta y cinco años, edad que actualmente está establecida para la jubilación.

En algunas convocatorias, para determinados Cuerpos y Escalas, la edad mínima está establecida en dieciocho años, y también pueden existir limitaciones en cuanto a la edad máxima, sobre todo en plazas donde se requieren de unas aptitudes físicas específicas.

Aspectos relativos a la nacionalidad

Para poder optar a una plaza, el solicitante ha de ser español, o nacional de cualquiera de los Estados que conforman la Unión Europea. También está abierta la participación de aspirantes que pertenezca a algún estado en el que sea de aplicación la libertad de circulación de los trabajadores, en base a los tratados celebrados por la Unión Europea y que hayan sido ratificados por España.

También es posible que se presente el cónyuge y los descendientes que vivan a cargo del ciudadano que cumpla con algunas de las premisas anteriores.

Titulación, capacidad y habilitación del opositor

En las bases de cada convocatoria se publicará qué titulación es necesaria poseer para poder ser funcionario de ese cuerpo o escala. Dependiendo del grupo o subgrupo al que se opte será requerido un nivel de titulación determinado. En algunos procesos selectivos además se especifica qué especialidad o título específico se ha de tener por parte de los candidatos, ya que pueden limitarse las posibilidades a un número concreto de titulaciones.

En cuanto a capacidades, el solicitante no puede padecer enfermedad o limitación psíquica o física que fuese incompatible con el ejercicio de las funciones en el puesto por el que opta. En el cumplimiento de esta norma hay que tener siempre en cuenta las medidas publicadas para facilitar el acceso a las personas con discapacidad, tanto a los procesos selectivos como a los diferentes puestos de trabajo.

Para poder participar en el sistema de oposiciones, las personas que se presenten no han podido ser considerados inhabilitadas para el ejercicio de las funciones públicas, ni haber sido objeto de expediente disciplinario con separación del servicio en ninguna Administración Pública. Los no españoles y los españoles no residentes, deberán acreditar esta circunstancia mediante certificación del país donde hayan residido.

Información sobre las distintas convocatorias

Aquellos procesos que hayan sido convocados por el Ministerio de la Presidencia pueden ser consultados en su web, además de en la página web del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP). También se puede ir consultando los distintos documentos oficiales que se generan, en el Boletín Oficial del Estado, ya que hay plazos establecidos en cada convocatoria para la publicación en este diario oficial de las distintas comunicaciones relativas al proceso.

Este mismo Ministerio tiene establecido un sistema de avisos al cual se puede inscribir cualquier candidato y mediante el que se envía un mensaje de correo electrónico o un mensaje de texto al móvil, sobre los diferentes estados de tramitación del proceso.

Estos elementos son los primeros aspectos que el interesado en participar en un proceso para selección de futuros funcionarios ha de comprobar, ya que el incumplimiento de cualquiera de ellos implican la imposibilidad de realizar la toma de posesión en caso de aprobar el proceso, ya que serán los aprobados los únicos que tendrán que aportar la documentación necesaria para justificar el cumplimiento de las normas anteriormente mencionadas.