En las cartas, Repsol advierte que adoptará “las acciones y/o procedimientos legales necesarios para proteger sus inversiones y prevenir cualquier interferencia o competencia desleal por parte de terceros que busquen aprovecharse de las actuales circunstancias para directa o indirectamente adquirir intereses en activos de YPF”.

El motivo, ni más ni menos, radica en advertirles de que iniciará acciones legales para proteger sus intereses en esa empresa tras la expropiación del Gobierno argentino, según confirmaron portavoces del grupo español.

Repsol sobre YPF: defender derechos, proteger inversiones

La intención de Repsol de subrayar que defenderá sus derechos ante eventuales inversiones había sido adelantada apenas comunicada la intención de expropiación del parte del gobierno argentino, en lo que el grupo español consideró un acto “inconstitucional, discriminatorio e ilegal”.

A finales de abril, aquellos responsables de la intervención de YPF habían iniciado conversaciones con distintos directivos de empresas, tanto nacionales como multinacionales, como Medanito, Conoco Phillips y Chevron, entre otras, en busca de posibles acuerdos para invertir en la producción y exploración de hidrocarburos en territorio argentino de la mano de YPF.

Recordemos que la expropiación de YPF fue convertida en ley por el Congreso Nacional con una mayoría pocas veces vista y con una celeridad legislativa mucho menos vista aún. Desde el anuncio de la presidente Cristina Fernández de Kirchner el día 16 de abril hasta su sanción en ley el día 3 de mayo, apenas pasados 18 días.

¿Cuánto pagará Argentina por YPF?

La empresa reclama una indemnización de 8 mil millones de euros, equivalente a unos 10.500 millones de dólares. El gobierno argentino rechazó la suma de inmediato y se advierte que negociar una cifra llevará muchos años.

Un vocero de Repsol confirmó ayer que las cartas se enviaron con el único objetivo de proteger las inversiones en Argentina hasta que quede resuelta la situación de forma satisfactoria para ambas partes.

“Lo que estamos haciendo aquí es pedir la comprensión de los demás "players" (participantes) en esta situación para que no sean partícipes en una confiscación”, precisó.

Vaca Muerta, la gran apuesta de YPF

El artículo publicado por el “Financial Times” informó que dos altos ejecutivos, actualmente a cargo de YPF, habían contactado a las empresas Total (Francia), Petrobras (Brasil) y Chevron, Conoco Phillips, ExxonMobil y Apache Corporation (Estados Unidos) para buscar socios para la futura explotación del gran yacimiento de Vaca Muerta.

La publicación del diario estadounidense advirtió que el gobierno busca inversores que puedan aportar grandes capitales para desarrollar el yacimiento de “Vaca Muerta” (de arenas bituminosas), que se considera en tercer lugar de importancia a nivel mundial.

En relación a la explotación de este yacimiento, Repsol dejó en claro que demandará a las todas aquellas empresas que "obtengan utilidades a expensas" de YPF o que actúen con el objetivo de "perjudicar la habilidad de Repsol para defenderse plenamente y recuperar sus derechos".

Financial Times recordó que Repsol ha invertido u$s300 millones en el descubrimiento del yacimiento.

¿Qué se esconde detrás de Vaca Muerta?

La formación se encuentra en la provincia de Neuquén y se extiende sobre una superficie total de unos 30.000 km2. Este descubrimiento continúa siendo el mayor llevado a cabo por el grupo Repsol-YPF y es una de las reservas de hidrocarburos no convencionales más importante del mundo.

La primera aproximación se hizo sobre un área de 428 Km2 en el 2010, arrojando un aproximado de 927 millones de barriles de petróleo, aunque "Vaca Muerta" daría mucho más de qué hablar.

Una segunda exploración , realizada por Ryder Scott -prestigiosa auditora internacional de reservas y recursos de hidrocarburos-, triplicaba los números. Se estima que la formación Vaca Muerta podría contener reservas por 12.351 millones de barriles, teniendo en cuenta solamente la mitad del yacimiento que pertenece a YPF.

La dependencia energética de Argentina parece ser uno de los factores más importantes de todo este proceso. Las reservas de Vaca Muerta equivalen a más de 500 años en relación al consumo actual de ese país. "Vaca Muerta" promete un gran futuro y se constituye como una gran razón para expropiar.