Se acerca la época navideña, y a muchos les gusta darle un toque diferente a su casa o apartamento por aquello de aportar nuevos aires al espacio en el que viven. Son fechas en las que se recibe más visita de lo habitual: aparece la familia lejana, los amigos caen por sorpresa o simplemente quieres hacer una fiesta, y lucirte.

¿Cómo poder darle un toque diferente a su casa sin gastar mucho dinero?

En tiempos de crisis económica pocos se plantean comprar muebles nuevos o cambiar la decoración del hogar, pero sí hay detalles que se pueden afinar y que le darán una nueva imagen.

Decoración económica para la cocina

  • En las navidades se come más de lo habitual. Casi todas las reuniones y actividades tienen la comida como denominador común, y es muy probable que la visita que tengas en casa pase por la cocina, ya sea para ayudarte a confeccionar algún alimento, para servirse, o para buscar algún refrigerio en la nevera. Aquí algunos consejos que le darán un toque diferente:
  • Se puede comprar a muy bajo precio algún juego de toallas de cocina que sirvan para decorar. Las hay de colores sólidos, estampados o con decoración navideña. Poner esos pañitos colgando de la puerta del horno, instantáneamente darán un nuevo aspecto a ese espacio. Si no se quiere invertir, se puede hacer por la cuenta con los tintes para telas. Usa los paños que se tengan (que no estén rotos por favor), y se sumergen en la tinta del color que se prefiera.
  • Una alfombrilla para el suelo de la cocina es también otro elemento que no debe faltar. Al igual que las toallitas, se consiguen a muy buen precio, y con una variedad de colores y estilos. Es importante que tanto la alfombrilla como las toallas hagan juego, para dar armonía visual.
  • Si tienes una encimera espaciosa, puedes optar por poner un jarrón con flores naturales.

Cambiar los muebles y colores de la sala

Si no se cuenta con terraza, o se vive en un país con un invierno muy crudo, es probable que sea en el salón o sala donde se reúnan los invitados.

  • Cambie el color de una pared. El color es el primer elemento visual que se identifica en un ambiente. Con tan solo pintar una de las paredes dará un cambio radical al salón. Es importante recordar que el color debe armonizar con la decoración que tienes. Si el espacio es reducido, se puede optar por colores claros que den una sensación de espacio. Se puede orienta en su tienda más cercana sobre las nuevas tendencias de pintura que mejor se adapte a tu presupuesto.
  • Puede reorganizar los muebles. La sensación de llegar a un lugar nuevo puede obtenerse simplemente con cambiar la distribución que se tiene en el salón. Aunque muchas veces no se cuenta con el espacio que quisiera, un cambio simple puede logar el efecto. Con que cambie de lugar una butaca, mesa auxiliar o un cuadro en la pared es suficiente. Es importante que no obstaculice el paso, ya que se obtendrá el efecto contrario al que buscado.
  • Elemento decorativos. Si su sofá es de color liso, opte por unos cojines con un estampado calido que contraste con el mueble, o viceversa. Puedes optar también por comprar velas decorativas, y si son aromáticas mejor. Estos accesorios son fáciles de incorporar, no ocupan mucho espacio, y suelen ser económicos.
  • Se puede colocar un jarrón con flores naturales o espigas en alguna mesa auxiliar o como centro en el comedor. Los detalles naturales siempre dan un toque fresco y acogedor, hasta en los días más fríos.

Velas y toallas baratas para el cuarto de baño

Sobra decir que el baño es uno de los espacios de la casa que más visitan los invitados. Si no se cuenta con el dinero para cambiar la cortina de la bañera ni la decoración completa, siempre hay unos detalles que se pueden alterar para mejorar el ambiente. Se logra mucho con tan solo cambiar la alfombrilla, o las tollitas de mano. Consigue unas que vayan a juego, o combina colores para darle un toque más moderno. Asimismo, puede poner una vela decorativa para dar un aspecto delicado y simple.

Decoración en tiempos de crisis

El ritmo acelerado en el que se vive, hace necesario que al llegar al hogar se pueda disfrutar de un ambiente sereno y cómodo. No es necesario invertir grandes sumas de dinero para cambiar el aire de la casa, con alterar pequeños detalles puedes lograr una armonía que jamás imaginaste, y una paz que entra por los ojos.