La mayoría de las personas no nos damos cuenta de nuestro mal aliento, sin embargo para los demás está bastante claro. Multitud de plantas, en especial la salvia, el perejil, la menta, el jengibre o el romero, son remedios naturales para refrescar el aliento, además, la higiene dental es fundamental contra la halitosis o mal aliento.

El mal aliento por una deficiente higiene bucal puede remediarse después de curar las caries, eliminar el sarro, limpiar los dientes y tratar los padecimientos de las encías. También la lengua y la sequedad bucal impulsan al mal aliento, entre otras causas.

Causas del mal aliento

Entre las muchas causas del mal aliento, una de las más habituales está en el consumo de tabaco, ya que el tabaquismo y la halitosis están muy relacionados, la nicotina o el alquitrán se adhieren a la lengua a los dientes y a la mucosidad bucal generando así un mal olor de boca que puede agravar una halitosis existente por otras causas.

Otros problemas del mal aliento, están en ingerir determinados alimentos o en una higiene dental deficiente como se ha señalado. La comida y la bebida afectan al mal olor bucal directa o indirectamente por medio de los pulmones y el aparato digestivo.

Las bebidas alcohólicas dejan residuos en la boca que alteran el aliento, y la digestión produce un olor ácido un tanto diferente.

Problemas del mal aliento

El flujo ininterrumpido de saliva controla las bacterias orales, pero al dejar de producirse, como ocurre durante el sueño, las bacterias se multiplica con rapidez y se alimentan de los residuos de los alimentos presentes en la boca, formando una película pegajosa llamada placa dental, lo que da motivo al llamado "aliento matutino".

También existen medicamentos que reducen el flujo de saliva y producen un aliento desagradable debido a la resequedad bucal. Los antihistamínicos, los diuréticos o los antidepresivos son algunos de estos medicamentos. Por otro lado, es normal que la producción de saliva se aminore con la edad, lo cual explica el mal aliento de muchos ancianos.

Muchas enfermedades también son motivo del mal olor de boca o halitosis, como la diabetes, la bronquitis crónica, la amigdalitis, la gastritis, la hepatitis, la cirrosis hepática y algunos tipos de cáncer. De igual manera, las enfermedades que ocasionan vómito son causa de una halitosis temporal.

Cómo combatir el mal aliento: tratamientos médicos

El mal aliento por higiene bucal deficiente puede solucionarse después de curar las caries, quitar el sarro, limpiar los dientes y tratar los problemas de las encías. La enfermedad de las encías se manifiesta cuando una placa dental se forma a lo largo de y bajo la línea de éstas. En ocasiones, esta placa dental hace que las encías se muestren muy sensibles y que lleguen a sangran con mucha facilidad, es lo que comúnmente se conoce como gingivitis o inflamación de las encías. La gingivitis es otra de las múltiples causas del mal olor de boca.

Los enjuagues bucales especiales pueden curar los casos crónicos de resequedad, ya que la boca seca estimula la halitosis. En otro orden de cosas, el médico podría recetar antibióticos para tratar alguna infección subyacente, como la bronquitis crónica, otra de las razones del mal olor de boca.

Plantas medicinales contra el mal aliento

El perejil, rico en clorofila, es un popular refrescante del aliento. Comer un ramito fresco de perejil después de consumir cebollas, ajos u otros alimentos aromáticos, evita en muchos casos, el mal aliento relacionado con éstos.

La alfalfa, otra planta también muy rica en clorofila, es otro remedio para el mal aliento. Los herbolarios la recomiendan en jugo, una cucharada dos veces al día; también puede tomarse en tabletas. Otras plantas medicinales que se indican para combatir el mal aliento son el clavo, la raíz de jengibre, la menta, el hinojo, las semillas de anís, la salvia y el romero.

Algunas plantas medicinales son remedios naturales para refrescar el aliento. Las hojas pueden consumirse frescas o añadir sus extractos al enjuague bucal.

Incluso las fresas o las manzanas son soluciones naturales para refrescar el aliento, debido a que actúan como un dentífrico natural.

Halitosis o la fetidez del aliento: estudios, procedimientos y diagnósticos

Las causas del mal aliento antes citadas se determinan con facilidad, pero averiguar el origen de otras puede requerir una investigación considerable.

La primera medida lógica es una revisión dental completa. Si el problema radica en otro sitio, el médico puede encontrar la causa al examinar la boca, la garganta y los pulmones. A veces la naturaleza del olor ofrece pistas importantes. Por ejemplo, un aliento con aroma frutal o parecido al esmalte de uñas indica una posible diabetes.

Si le gusta el artículo, puede usar el feedback para compartir en Twtter, Google+1 o Facebook. También me pueden seguir en TWTTER.