Ley 10/2007, de 20 de marzo, de la Generalitat, de Régimen Económico Matrimonial Valenciano. En cuando a su estructura, la Ley Valenciana consta de una Exposición de Motivos y tres Títulos que se dedican, respectivamente, a:

  • Las disposiciones comunes del régimen económico matrimonial valenciano.
  • La germanía.
  • El régimen legal supletorio valenciano.
El Régimen Económico Matrimonial valenciano se basa en los principios de igualdad jurídica de los cónyuges y de la más absoluta libertad civil. El Régimen Económico se acordará por los cónyuges con total libertad en las capitulaciones matrimoniales, que podrán ser modificadas con entera libertad en cualquier momento.

Régimen legal supletorio en la Comunidad Valenciana

No existen, hasta este punto, diferencias notables respecto al Régimen común ya que la igualdad jurídica de los cónyuges y la mutabilidad del régimen económico vienen específicamente establecidos en los artículos 66 y 1317 del Código Civil.

Sin embargo, sí existe una importante novedad introducida en el Régimen valenciano y es que, a falta de capitulaciones matrimoniales o en el caso de ser estas ineficaces, se aplicará el Régimen de Separación absoluta de Bienes. Es decir, se introduce una especificidad en cuando al Régimen legal supletorio de primer grado, que será el de Gananciales en el Derecho Común, y el de Separación de Bienes en la normativa valenciana.

La germanía

La Ley 10/2007 incorpora a su regulación la figura de los Fueros: la germanía. Históricamente en el Reino de Valencia se caracterizaba por ser una comunidad universal de los bienes de los cónyuges, en la que se integraban tanto los aportados al matrimonio como los adquiridos durante el mismo, por cualquier título y que, al disolverse la sociedad conyugal y una vez liquidadas las deudas, quedaban atribuidos por mitad a cada uno de los esposos.

La germanía, en la ley actual, se define como "una comunidad conjunta o en mano común de bienes, pactada entre los esposos en carta de nupcias o capitulaciones matrimoniales antes de contraer matrimonio, con ocasión de este, o bien en cualquier momento con posterioridad, modificando o complementando aquellas".

Hay que tener en cuenta que con la regulación de la Ley 10/2007 se pretende dar un primer paso en la recuperación del Derecho foral valenciano, con el objeto de poder desarrollar en el futuro un Código de Derecho foral valenciano que englobe las distintas leyes sectoriales que se promulguen.

Otras novedades de la ley 10/2007

A su vez, la Ley incluye otras peculiaridades novedosas como la remuneración del trabajo doméstico o el reconocimiento del trabajo desarrollado en concepto de atención especial a hijos discapacitados y a los ascendientes en régimen de dependencia económica y asistencial.

Asimismo, cabe destacar que esta Ley es pionera en España al contener un sistema de protección de víctimas de violencia de género, al contemplarse que cuando exista una sentencia firme por este motivo, se favorecerá a la víctima del maltrato en cuestiones como la vivienda familiar o el ajuar doméstico.

Ley 8/2009, de 4 de noviembre, de la Generalitat, de modificación de la Ley 10/2007

Ley 8/2009, de 4 de noviembre, de la Generalitat, de modificación de la Ley 10/2007, de 20 de marzo, del Régimen Económico Matrimonial valenciano. Mediante esta reforma, se introduce una regulación diferenciada en determinados aspectos de la antigua ley, así como una remisión al contenido de la legislación del Estado, todo ello con el fin de contribuir a una mayor claridad normativa y dotar de una mayor seguridad jurídica.

Modificaciones

En primer lugar, en cuando a las modificaciones establecidas, se modifican en la nueva Ley los artículos 15.2, 17.2, 27.2 y 46 para remitir al Código Civil la regulación de la prescripción de la acción para reclamar el pago de la compensación por trabajo doméstico; el régimen de caducidad de la acción para instar la anulabilidad del acto dispositivo sobre la vivienda habitual de la familia; el régimen de oponibilidad de la carta de nupcias o capitulaciones matrimoniales frente a terceros y la atribución de los bienes poseídos por los cónyuges, cuando no se pueda acreditar a cuál de ellos pertenecen.

Derogaciones

En segundo lugar, en cuanto a las derogaciones expresas, se derogan los artículos 30, 37 y la disposición transitoria segunda del texto original, así como la supresión del último inciso del artículo 33.1, a la espera de la futura promulgación de otras leyes de la Generalitat que pueden incidir sobre dichas cuestiones.

Por último, se produce la derogación de los artículos 47 y 48. Esta derogación obedece a razones puramente sistemáticas, para otorgar mayor claridad en la regulación de estas cuestiones, que se deduce del régimen general contenido en la propia Ley. Así pues, se suprimen dos preceptos en los que se indicaba, por un lado, que los bienes de los cónyuges estaban prioritariamente afectos al levantamiento de las cargas del matrimonio; y por otro lado, se regulaba el régimen aplicable a los gastos realizados y a las obligaciones contraídas en el ejercicio de la potestad doméstica ordinaria.

¿Por qué se modificó la Ley?

Los cambios efectuados, fruto de un acuerdo entre la Generalitat y el gobierno central, a través del Presidente Francisco Camps y el Ministro de Política Territorial Manuel Chaves, no afectan a ninguna cuestión esencial de la Ley, como es el Régimen Supletorio valenciano de Separación de Bienes, la germanía o la violencia de género, sino que se trata únicamente de cambios técnicos.

Finalidad de la Ley del Régimen Económico Valenciano

Esta Ley se basa en tres pilares fundamentales. En primer lugar, introduce la libertad de pactos entre los cónyuges, para que adapten el Régimen Económico matrimonial a sus necesidades e intereses; en segundo lugar, garantiza la plena igualdad entre ambos cónyuges en la toma de decisiones; y en tercer lugar, protege a los más desfavorecidos, hijos menores, discapacitados, mayores en situación de dependencia o víctimas de violencia de género.