El refrán es un dicho popular que suele contener una moraleja. El origen del refrán está en la experiencia y sabiduría de las personas más ancianas del pueblo y ha ido pasando de generación en generación, hasta llegar a nuestro tiempo.

La estructura del refrán suele ser un pareado, una estrofa de dos versos con rima, aunque hay muchos que también se escriben en prosa.

El refranero español

Se denomina refranero español a la colección de refranes que han quedado escritos después de muchos años de historia. En lengua castellana, ha habido y hay variedad y cantidad de recopilaciones.

Uno de los más antiguos que se conservan es “Refranes que dicen las viejas tras el fuego” , del Marqués de Santillana, aunque en numerosos libros del siglo de oro se incluyen muchos de ellos, como en Lazarillo de Tormes o Don Quijote de la mancha.

Mucho ha llovido desde que nuestros antepasados hacían estos enunciados sentenciosos, la prueba más evidente es lo mal parada que queda la mujer en la mayoría de ellos, vemos una muestra a continuación.

Refranes de mujeres

  1. Amiga reconciliada, enemiga doblada.
  2. A la hija mala, dinero y casarla.
  3. A la mujer y la lechuga, por la cintura.
  4. A la mujer y a la mula, mano dura.
  5. A la mujer fea, el dinero de su padre la hermosea.
  6. Agua de pozo y mujer desnuda, llevan al hombre a la sepultura.
  7. Amor con mujer casada, vida arriesgada.
  8. A la buena mujer, poco freno le falta.
  9. A la mujer muy casera, el hombre bien la quiera.
  10. A la mujer y al ladrón no darle ocasión.
  11. A la sombra de un hilo, se la pega una mujer a su marido.
  12. Antes mujer de un pobre que manceba de un conde.
  13. A marido ausente, amigo presente.
  14. Me casé con un viejo por su moneda, se acabó ésta y el viejo se queda.
  15. Moza que se asoma a la ventana a cada rato, quiere vender barato.
  16. Mal regaña el amo a la moza, si a veces con ella retoza.
  17. Mujer guapa en exceso, mucho sexo y poco seso.
  18. Mujer con voz hombruna, nunca me fié de ninguna.
  19. Mujer coqueta, para otro que a mí no me peta.
  20. Mujer graciosa, mejor que hermosa.
  21. Mujer contenciosa, la tome otro por esposa.
  22. Juramentos de mujer, difíciles son de creer.
  23. Joya en una fea, la adorna, pero no la hermosea.
  24. La suerte de la fea, la guapa la desea
  25. La primera mujer, escoba, la segunda señora.
  26. La mala mujer y el buen vino se encuentran en el camino.
  27. La mujer peripuesta, arrima hombres a su puerta.
  28. La abadesa más segura, la de edad más madura.
  29. La casada hermosa, ni a misa sola.
  30. Tiran más dos tetas que dos carretas.
  31. La mujer a nada debe oler, y si a algo huele que sea a mujer.
  32. La mujer que lo sabe ser, tres galanes ha de tener. Uno para el gusto otro para el gasto, y el tercero para que la lleve al rastro.
  33. La mujer que no huele a nada, es la mujer mejor perfumada.
  34. La que a vestirse de verde se atreve, por guapa se tiene.
  35. La que a los veinte no se contenta si no es con un señorón, a los treinta acaba con Juan Azadón.
Los refranes se siguen usando en la vida diaria, a modo de consejos (“Quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija”) o de frase hecha para explicar cualquier situación de manera fácil. ¿Quién no recuerda algún refrán que le decía su madre o abuela?