En octubre de 2010, ISER Energías Renovables y Sanserif Creatius presentaron en la Feria Solar Power International de Los Ángeles (California) el logotipo identificativo de las Smart-Grids (Redes Inteligentes).

Este identificativo permite distinguir la ubicación y/o la tecnología compatible con este nuevo modelo de gestión de las redes que distribuyen la energía, según David Rodríguez, responsable de Relaciones Externas de ISER Energías Renovables, que además ha señalado que dicho modelo permitirá reducir problemas estructurales como los cortes en el suministro eléctrico que sufren muchas poblaciones cuando se alcanzan puntos de saturación en el uso de las redes eléctricas actuales.

Las redes eléctricas inteligentes evitarán los apagones

El responsable de ISER ha explicado que, como consecuencia de estos picos de consumo provocados por una variación extrema de la temperatura, se generan atascos en las redes eléctricas por la demanda en un punto concreto por el que transita o debe transitar la electricidad, si bien, con la implantación de las redes inteligentes, éstas gestionan itinerarios alternativos y/o acceso a puntos de producción energética adicionales que favorecen el flujo.

De hecho, las redes inteligentes combinan perfectamente con el modelo de abastecimiento energético basado en renovables que plantean países como España, Alemania y los EEUU, ya que refuerzan la apuesta por la generación distribuida, esto es, aquella que se conecta a la red de distribución y que se caracteriza por encontrarse instalada en puntos cercanos al consumo, frente al modelo actual basado en grandes puntos de generación que abastecen a zonas geográficas amplias.

Mejora en la gestión eléctrica

La extensión de las redes inteligentes y la generación distribuida permitiría reducir enormemente la saturación de las redes eléctricas, los cortes en el suministro, e incluso ahorrar en los costes de su mantenimiento, ha apostillado Rodríguez.

Los sistemas basados en la generación distribuida garantizan obtener una mayor predicción del costo de la energía, mejor control y administración de la fuente de producción y de las cargas, incrementando el rendimiento y optimizando la eficiencia energética. “Sin olvidarnos que permite el uso del combustible o fuente energética disponible en el lugar, así como combustibles que se desechan de otros procesos, lo que se traduce en menor contaminación ambiental y mayor velocidad de repuesta a aumentos de la demanda”, tal y como ha avanzado David Rodríguez.

Además, la implantación de la generación distribuida de forma complementaria con el modelo convencional de generación aporta múltiples beneficios para la sociedad, pero también para la red, ya que con la generación y almacenamiento cercanos al lugar de consumo se reducen las pérdidas de energía en los sistemas de transmisión y distribución.

Los beneficio de las redes eléctricas inteligentes

Para David Rodríguez, uno de los aspectos más destacables de este nuevo modelo de gestión de la energía es que todas las inversiones serian pagadas tanto por productores como por consumidores. Y, de hecho, esto será posible porque los productores tendrán beneficios al optimizar su red mientras que los consumidores reducirían su factura de energía.

El logotipo identificativo de las redes inteligentes se ha configurado mediante la combinación de tres elementos que aportan sentido a este innovador sistema, que tiene sus antecedentes en el modelo de flujo de paquetes informativos por Internet, según ha explicado la directora de Sanserif Creatius, Ana Yago.

Concretamente, el símbolo identificativo de las Smart-grids es una recreación técnica del globo terráqueo como referencia directa a la World Wide Web (WWW), la incorporación de las flechas indicativas del ciclo de reciclaje y reutilización, y el uso de los colores verde y marrón como alusión al medio ambiente.