Se estrenó en marzo en los cines americanos y en España el 15 de abril la nueva versión del cuento de los hermanos Grimm y de Charles Perrault. Red Hiding Hood que en España tiene el titular Caperucita Roja ¿A quien tienes miedo? es una versión más sensual y gótica del cuento de hadas, toda centrada en un triángulo amoroso y en un misterioso hombre- lobo que aterroriza a una aldea perdida en un bosque.

La historia

La nueva Caperucita roja es Valerie, una guapa joven prometida por sus padres al chico más rico del pueblo, Henry, y que, al contrario, está enamorada de un pobre leñador, Peter, que no tiene mucho que ofrecerle. Los dos enamorados planean huir juntos hasta que la hermana mayor de Valerie es matada por un misterioso lobo que luego se descubrirá que es un hombre-lobo. Ese acontecimiento dará lugar a todo una serie de sucesos y intrigas que amenazarán con minar el amor entre los dos jóvenes protagonistas.

El reparto

La película dirigida por la directora Catherine Hardwicke - la misma de la prima entrega de la saga de Crépusculo- tiene un reparto de actores encabezado por Amanda Seyfrend en el papel protagonista de Valerie. Seyfrend es conocida por haber formado parte de películas de éxito como Mamma Mia! o Querido John. El reparto comprende también a Gary Oldam, Billy Burke, Lukas Haas, Shiloh Fernandez, Max Irons, Virginia Madsen, Julie Christie y Michael Hogan, entre otros muchos. La actuación de los actores ha dado mucho que hablar a los críticos por ser bastante mala. De hecho, en el reparto merece una mención aparte solo Gary Oldam, que fue Drácula a las ordenes de Francis Ford Coppola.

La estética

Lo que más llama la atención es la estética del filme, sobre todo por el fuerte contraste de colores presente en el largometraje; para el cual, de mucho le sirvió a la directora su bagaje como estudiante de Arte en una escuela mexicana y su conocimiento de los pintores españoles. Sin embargo, gran parte de la estética de la película se basa en el cuadro más famoso del pintor holandés Jerónimo Bosh, El jardín de las delicias, más conocido como "El Bosco" que se encuentra en el Museo del Prado en Madrid.

El estética de la película contribuye a crear un producto que se parece más bien a una película de miedo que al cuento de hadas de nuestra infancia.