Antiguamente nuestros antepasados prehispánicos creían que al morir, las almas necesitaban comida y diversos objetos para llegar a su destino final. Con la llegada de los españoles, las creencias se mezclaron con las costumbres religiosas y adaptando el calendario cristiano se instituyeron los días 1° y 2 de noviembre, como los días en que los difuntos regresan para visitar a sus seres queridos.

El día 1° se dedica a todos los niños difuntos y el día 2 a las almas de los difuntos mayores.

San Andrés Mixquic

Ubicado en la delegación de Tláhuac en el Distrito Federal. Cada año las familias que viven ahí, comienzan a preparar la celebración desde el mes de octubre mediante la preparación de las ofrendas y la siembra del cempasúchil. En la entrada de sus casas, colocan una estrella de papel con un foco en el centro para guiar a las ánimas visitantes.

El 1° de noviembre a medianoche con las doce campanadas se anuncia la llegada de las almas de los niños, los cuales supuestamente se retiran a mediodía y es el momento de cambiar la ambientación para la llegada de las ánimas de los adultos.

A las siete de la tarde, con el sonido de las campanas de la iglesia anunciando el inicio de la celebración, comienzan a juntarse los habitantes del pueblo de Mixquic para visitar las diversas ofrendas colocadas cantando "a las ánimas benditas,/ les prendemos sus ceritas,/ campanero mi tamal".

El 2 de noviembre a las ocho de la noche, da inicio la "Alumbrada" en el panteón. Las tumbas son limpiadas y decoradas con esmero formando con pétalos de cempasúchil diversas formas religiosas. El panteón es iluminada por miles de veladoras y cirios, mientras que el humo del copal impregna a todos los visitantes ahí reunidos.

Lago de Pátzcuaro

Ubicado en el estado de Michoacán, el lago del pueblo de Pátzcuaro, actualmente catalogado como Pueblo Mágico, y la isla Janitzio se ubican a 60km de Morelia.

A las seis de la tarde del 1° de noviembre comienza a sonar la campana con intervalos de medio minuto anunciando el toque de muertos, hasta la madrugada.

Alrededor de la medianoche los habitantes de Pátzcuaro se dirigen hacia la Isla de Janitzio,en sus canoas con forma de mariposa a la luz de miles de velas. Llegando a su destino las mujeres y niños se dirigen hacia el panteón, mientras los hombres observan desde afuera como adornan las tumbas con manjares, veladoras y ofrendas; al tiempo que entonan cantos purépechas y rezos.

Conforme se van encendiendo las velas el cementerio, este se va iluminando misteriosamente. Mientras tanto, el sonar de la campana colgada en la entrada del camposanto los acompaña melancólicamente durante toda la noche.

La leyenda cuenta que Mintzita era hija del rey Tzintzicha e Itzihuapa era hijo de Taré y príncipe heredero de Janitzio. Estaban a punto de casarse, pero la llegada de los españoles se los impidió, cuando tomaron prisionero al rey Tzintzicha. Itzihuapa decidió que a cambio de la libertad del rey, les entregaría el tesoro escondido en el fondo del lago. Sin embargo, las almas de los veinte remeros guardianes del tesoro se lo impidieron, convirtiéndolo en un guardián más.

En la Noche de Muertos, las almas de los guardianes despiertan y suben la cuesta de la isla, mientras los príncipes Itzihuapa y Mintzita se dirigen al panteón a recibir las ofrendas de los vivos.

Xcaret en la Riviera Maya, Festival de Vida y Muerte

Los días 30 y 31 de octubre 1° y 2 de noviembre, Xcaret se transforma en una zona mágica donde los rituales, costumbres, aromas y sabores de la muerte, se conjugan con la belleza exuberante de la naturaleza que lo rodea.

En un ambiente completamente familiar, el Festival de Vida y Muerte ofrece entre otras cosas: teatro, muestra de altares, danza, gastronomía tradicional, conciertos y exposiciones de artes visuales. Se contará con la presencia de Susana Harp, Regina Orozco y el grupo Los Folkloristas. 

Este 2013 la anfitriona del festival es La X´tabay. Quien cuenta la leyenda maya, es una hermosa pero mala mujer que en vida llevó el nombre de Utz-Colel y se aparece debajo de las Ceibas para enamorar a los hombres y llevarlos consigo.

El estado invitado es Campeche, quien deleitará a los asistentes con su Orquesta Sinfónica. También mostrará una exposición del Panteón de Pomuch. En este lugar, siguiendo la tradición, cada Día de muertos los seres queridos de los difuntos, exhuman sus tumbas para limpiar sus restos óseos. Después de tres años de fallecido, ya no se vuelven a sepultar sino que se guardan en un osario de cartón o madera.    

Un día antes del comienzo del festival, el 29 de octubre a las siete de la tarde, se realizará un desfile en la 5ta. Ave de Playa del Carmen, nombrado ¡Ahí viene la Ix´tabay!, recomendado para niños y adolescentes, quienes pueden acudir con la carita pintada de calavera de azúcar y vestidos de blanco.

Por último hay que mencionar que no existe un pueblo, ciudad y/o ranchería en México que se mantenga indiferente a la tradición del Día de Muertos. El país entero se vuelca en estas fechas a la memoria de sus deudos e incluso es muy común que en cualquier casa encontremos un altar con las fotografías, objetos, comidas y bebidas favoritas de los muertos a quienes se dedica la ofrenda.