Para muchos, tomar el tren es aún una maravillosa manera de viajar por el puro romanticismo de la idea en la que se recuerdan tiempos en los que la modernidad no habían acaparado el mundo de los medios de transporte y comunicación.

Hace algunos años se creía que el viajar en tren por Europa era de uso estrictamente de estudiantes y mochileros sin muchos recursos económicos, no obstante, en años recientes, se ha dado un cambio radical en estas ideas debido a que se han mejorado los servicios que se ofrecen así como la sección de primera clase para adultos con mejor nivel adquisitivo.

Ventajas de recorrer el continente por tren

El sistema de trenes europeos es conocido por ser un excelente medio para que los viajeros exploren el continente ya que las rutas son abundantes en toda la región y circulan de manera regular ofreciendo un conveniente y tranquilo medio para conocer cualquier destino.

De misma forma, representa una oportunidad de mirar un lado diferente de Europa, el campo, con resultados positivos en la cuestión costo-beneficio, ya que la mayoría de los trenes cuenta con modernos servicios dignos de los países desarrollados.

A su vez, es una magnífica opción para los viajeros preocupados por la preservación del medio ambiente, ya que se ha publicitado mucho que el viaje en tren libera una menor carga de contaminación en relación con el nivel que descarga un avión.

Planear el viaje en tren

Existen dos formas claras de planear el viaje por Europa usando el tren, la primera es comprar el boleto o el pase por adelantado o bien, comprarlo en persona, ya sea en taquilla o en las oficinas centrales de las operadoras de trenes locales.

La manera más recomendable de comprar boletos de tren europeos es hacerlo online en las páginas de Internet de los operadores. De esta manera, se pagarán precios europeos directos al eliminar intermediarios, tarifas de reservación y costos de servicios que se generan al contratar una agencia de viajes.

Es importante señalar que para la operadora más importante en Europa, existen dos tipos de boletos, los que están proyectados para ser utilizados por los residentes de la Unión Europea, el Interrail, y los cuales cuentan con mejor precio, y los destinados para los viajeros de otras partes del mundo, de nombre Eurail y que ofrecen con ventajas para los visitantes extranjeros.

A su vez, comprar boletos en la estación es buena idea para los turistas que realizan jornadas cortas donde no se necesitan reservaciones y pueden hacer conexiones tanto con otros países, como de manera local.

Los precios no distan mucho si se compran con anticipación o el día de viaje, de hecho, en algunas ocasiones se pueden encontrar descuentos especiales en las estaciones del tren que no están disponibles en el extranjero, aunque claro, siempre se corre el riesgo de que exista poca disponibilidad en el viaje que se quiere realizar, sobre todo en viajes realizados durante periodos de alta temporada.

Tipos de trenes en Europa

Eurocity es como se les conoce a los tradicionales trenes express que laboran durante el día, los existen en diferentes formas pero todos son rápidos, modernos, con aire acondicionado y ofrecen refrigerios.

El término Euronight engloba a los trenes que viajan entre naciones durante la noche, al igual que los anteriores, los hay de diferente tipo pero cuentan todos con modernas instalaciones destinadas para los pasajeros que necesitan dormir.

Otros tipos de trenes pueden ser los TGV, ICE y AVE, los cuales califican como trenes de alta velocidad.

Consejos útiles para viajar en tren por Europa

Algunos tips que pueden ayudar a tomar la decisión sobre el viaje en tren son:

  • Las reservaciones del tren abren con 90 días de anticipación, algunas con 60, es importante reservar lo más pronto posible para evitar que haya conflictos con los horarios de partida y llegada a los destinos deseados.
  • Muchas veces suele parecer complicado realizar el itinerario de los viajes, incluso en algunos sitios de Internet no pueden realizarse de manera correcta si el viaje es muy largo, lo recomendable es usar sitios como Bahn que facilitan la determinación de rutas, gracias a su tabla de horarios.
  • Si no funciona el apartado online, es preferible intentar con el telefónico, el cual es más personalizado lo que puede minimizar errores, no obstante, el costo del servicio suele ser ligeramente mayor.
  • Existen tarifas especiales para los jóvenes menores de 26 años y los adultos mayores de 60, lo que puede significar quedarse limitados en segunda clase.
  • Viajar en segunda clase puede ser adecuado para la mayoría de los turistas en Europa ya que la mayoría de los trenes son muy cómodos, en especial los modernos trenes express, así que lo recomendable es analizar si vale la pena pagar extra.
  • Largas distancias pueden ser cubiertas durante la noche ahorrando hospedajes en hotel, en este tipo de trenes, la comodidad no se mide en clases sino en el tipo de asiento que se escoge, desde ordinarios hasta literas.