En época de calor, vivir en una casa tranquila y bien ubicada en el campo, se puede convertir en una misión imposible debido a la presencia de animales e insectos de todo tipo. Hay diversos métodos que son susceptibles de aplicación y así poder disfrutar de esos días tan beneficiosos.

Tipos de insectos presentes en el campo en la época calurosa

Los más abundantes son las moscas y mosquitos, siempre esperando para entrar en las casas y posarse en la comida, sin saber anteriormente dónde habían estado. Las moscas son inofensivas, pero su tiempo de actuación es mayor, aunque tengan una vida media de 3 días. Por contra, el aleteo de los mosquitos es bastante más lento, pero pueden picar a las personas y, si se es alérgico/a a ellos, el daño es mayor, además de la incomodidad que provocan.

A parte de los anteriores, hay otros insectos como escarabajos, libélulas, abejas y un largo etcétera. Incluso, dependiendo de la zona se pueden encontrar reptiles como salamandras, las cuales pueden ayudar a erradicar la presencia de los anteriores, por ello, no hay que deshacerse de ellas.

Consejos prácticos para evitar los insectos y que no se acerquen

En primer lugar, colocar mosquiteras en todas las zonas en las cuales puedan entrar como las ventanas, inclusive la del cuarto de baño, por muy pequeña que sea. Para grandes aberturas, como la puerta de entrada a la casa, es muy útil, aunque no 100% efectiva, la colocación de cortinas de plástico colgantes (las típicas que se ponen en las charcuterías), con el fin de impedir su paso.

Los demás animales, suelen entrar con menos frecuencia en las casas, debido a su mayor tamaño y sus horas de acción, que son menores. Si se dispone de un espacio exterior a la casa, es muy conveniente colocar una especie de malla o cortina en la cual se pueda estar dentro, que no sea excesivamente grande y que no tenga pequeños huecos o agujeros.

Para el interior de la casa, existen diversos mata-mosquitos enchufados que van a la corriente eléctrica y son bastante efectivos, aunque su vida media es bastante corta. Algunos sprays, para la mayoría de los insectos, son bastante útiles, aunque tienen un olor bastante fuerte, son nocivos para la salud humana y no son compatibles con el medio ambiente. Son imprescindibles también las cremas o pomadas para una vez producidas las picaduras y así evitar inflamaciones.

Es muy importante, puesto que es lo que más les atrae, no dejar comida fuera de la nevera o en platos después de comer, sobre todo pescados y carnes, que es lo que más les llama la atención.

Por supuesto, es también necesario una nota de buen humor puesto que si no, se puede hacer insufrible. ¡Ánimo!