La sopa es una de las comidas predilectas cuando las bajas temperaturas se hacen presentes. El sabor de una buena receta familiar para mitigar los embates del frío es una atractiva opción para cruzar el invierno de una manera saludable.

"Si tomas la sopa, crecerás fuerte", solían decir las abuelas de antes mientras con sus cucharones de madera revolvían el líquido que se cocinaba en la olla. A continuación dos ricas opciones para crecer fuertes y sanos.

Receta fácil de sopa crema de mosqueta

La rosa mosqueta es un arbusto de flores abundantes, pequeñas y de color rosado. En la localidad de Bariloche crece de manera silvestre y su fruto es relativamente chico y de color entre anaranjado y colorado.

Las mermeladas y dulces de la rosa mosqueta son muy reconocidos en el sur de Argentina y también son conocidas las propiedades del aceite de mosqueta para tratamientos de belleza gracias al efecto regenerador y renovador que tiene al aplicarse en la piel.

Sin embargo, la sopa crema de mosqueta también está sumando adeptos.

Ingredientes de la sopa crema de mosqueta

  • 200 gramos de mermelada o dulce de mosqueta
  • 6 tazas de caldo fuerte
  • 1/2 cubito de caldo de gallina
  • 1 pote de crema
  • 6 tomates cortados sin semilla y sin piel
  • 1/2 cucharadita de pimienta blanca gruesa
  • Sal y nuez moscada a gusto

Cómo preparar una rica crema mosqueta

Una vez que tenemos todos los ingredientes llega la parte más sencilla de la cocción de la sopa crema de mosqueta. Hay que unir todos los ingredientes y colocarlos en la licuadora hasta formar una crema. Luego hay que cocinar la crema durante diez minutos, en caso de que falte líquido se puede agregar más caldo.

Sopa de remolacha a la sueca

La sopa de remolacha es una comida típica de Polonia y es muy aceptada en el duro invierno polaco. Incluso en Navidad las familias polacas la eligen como primer plato de sus menús.

Ingredientes de la sopa de remolacha

  • 1 kg de remolachas peladas y cortadas en cuadraditos
  • 6 tazas de caldo fuerte
  • 1 pote de crema
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de sal gruesa
  • 1 cucharadita de pimienta blanca recién molida

Cómo preparar una deliciosa sopa de remolacha a la sueca

En primer lugar hay que cocinar la mitad de las remolachas peladas en el caldo. Luego hay que agregar las especias y dejar cocinar durante treinta minutos. Una vez transcurrido este tiempo, retirar del fuego y poner todo en la licuadora hasta formar una crema.

Tomar la otra mitad de las remolachas y agregarlas en la crema y volver a colocar la sopa en el fuego durante diez minutos. Antes de servir poner en el medio de cada plato una cucharada abundante de crema chantilly.

La sopa crema de mosqueta y la sopa de remolacha son dos recetas sencillas para calentar el cuerpo durante el invierno. Son altamente nutritivas y ayudan a mantener la salud en las épocas invernales.