Originaria de América del Sur, la papa o patata se ha convertido en un alimento habitual en la dieta de la mayor parte del mundo. Actualmente existe una gran variedad de papas como las patatas rojas, dulces, blancas, grandes y pequeñas, lo que hace infinitas las alternativas para prepararlas. Ya sea como acompañamiento o como platillo principal, la papa nunca dejará de ser un éxito en la mesa. Aquí se muestran algunas recetas para preparar las patatas al horno.

Puré de papa gratinado

Ingredientes:

  • 1/2 kilo de papa
  • 1 barra de mantequilla
  • 1 taza de queso rallado (de su preferencia)
  • Sal y pimienta al gusto
Preparación:

  1. Se pelan las papas y se cortan en rodajas gruesas. Se ponen a cocer en una olla con agua.
  2. Se retiran del fuego hasta que estén blandas, se les quita el agua y se machucan procurando dejar algunos pedazos enteros de papa. Se deben machucar aún cuando están muy calientes para que sea más fácil y los demás ingredientes se derritan.
  3. Se le añade la barra de mantequilla, se mezcla bien y se le incorpora la mitad de la taza del queso rallado. Se salpimienta al gusto.
  4. Se vacía el puré en un refractario y se cubre encima con el queso restante.
  5. Se mete al horno a fuego medio por 10 minutos o hasta que la cubierta tenga un color dorado.
Si necesita otra receta de puré de papa, consulte: Recetas fáciles para acompañar el pavo

Papas al horno con especias

Ingredientes:

  • 1 kilo de papa
  • Aceite de oliva
  • Chile con limón en polvo o sazonador de frutas
  • Ajo en polvo
  • Cilantro
  • Eneldo (opcional)
  • Sal y pimienta al gusto
Preparación:

  1. En un bol grande y hondo se mezcla 1/4 de taza de aceite de oliva, 2 cucharadas de eneldo (opcional), 2 cucharadas de ajo en polvo (se puede usar machacado si se prefiere), sal y pimienta al gusto.
  2. Se cortan las papas en cuartos o en tamaño de bocados y se cubren con la mezcla hecha anteriormente.
  3. Se vacían las papas en una bandeja, procurando que estén bien distribuidas sin encimar, y se meten al horno precalentado a 200 grados centígrados entre 45 minutos y 1 hora, o cuando tengan un color dorado y estén crujientes.
  4. Durante el tiempo en el horno se sugiere que se estén volteando las papas continuamente para que todas tengan un color parejo.
  5. Al retirarlas del horno se prueban, se rectifica la sal y pimienta y se vuelve a sazonar si es necesario. Aún calientes se les espolvorea el chile con limón o el sazonador de frutas.
  6. Al servir se le añade un poco de cilantro picado por encima, se puede acompañar con una cucharada de crema ácida y cebollines al lado.

Papa al horno

Ingredientes:

  • 4 papas (1 por persona)
  • Aceite de oliva o vegetal
  • Sal y pimienta al gusto
  • Mantequilla
  • Papel aluminio (opcional)
Preparación:

  1. Se lavan y se secan las papas, se cubren completamente con un poco de aceite, oliva o vegetal según sea su preferencia, y se sazonan con sal y pimienta.
  2. Se pincha con un tenedor en diferentes partes de las papas y se cubren con papel aluminio. Si desea una cáscara más crujiente no las envuelva.
  3. Coloque las papas en una bandeja y hornee a 200 grados centígrados por 50 minutos o hasta que el tenedor entre suavemente. El tiempo de cocción puede variar dependiendo del tamaño de las papas, si tiene problemas en conseguir la textura correcta, póngalas en el microondas de uno a dos minutos o hasta que estén suaves.
  4. Al sacarlas del horno haga una cruz grande en el centro y presione las puntas de la papa para abrirla. Ponga una cucharada de mantequilla en el centro.

Rellenos opcionales para la papa al horno

En la actualidad hay un sinfín de opciones para rellenar las papas. Comúnmente se sirven con un poco de crema ácida y cebollines por encima; otra opción es queso derretido (como el cheddar o el que se sirve con los nachos) y trozos de tocino arriba. Se acostumbra también que la papa tenga función de plato y en medio se sirva un guisado con carne, sobre todo los que se sirven en los antojitos mexicanos, ya sea picadillo, carne con tocino, acompañados de una salsa o incluso frijoles charros. Las papas rellenas al horno no solo son excelentes acompañamientos de cortes de carne, también son una gran alternativa para aprovechar las sobras de otras comidas y convertirlas en el platillo principal.

Cacerola de papas gratinadas

  • 1/2 kilo de papa
  • 4 tomates
  • 2 cebollas grandes
  • Salsa inglesa
  • 1 taza de queso rallado (de su preferencia)
  • 1 hoja de laurel
  • Sal y pimienta al gusto
Preparación:

  • Se pelan las papas y se cortan en rebanadas medianamente gruesas. Se ponen a cocer cubiertas de agua en una olla. Se retiran del fuego cuando estén suaves y se les quita toda el agua.
  • En una sartén engrasada se saltean los tomates y cebollas partidos en cuadros. Se le añade una cucharada de salsa inglesa, sal, pimienta y la hoja de laurel.
  • Se retiran del fuego los tomates y las cebollas cuando estén suaves y un poco caramelizadas; se saca la hoja de laurel.
  • En un refractario se colocan en el fondo las rebanadas de papa formando una cama. Por encima de las papas se vacía el guisado de tomate y se cubre todo el platillo con el queso rallado.
  • Se mete al horno a una temperatura de 200 grados centígrados por 10 minutos o hasta que tenga un color dorado.
¿Aún no se decide por un menú en particular? Consulte los siguientes links y descubra nuevas opciones para su recetario: