En México se acostumbra muchas veces comer dos sopas a la hora de la comida, una sopa “seca” (que por lo general es la tan conocida sopa de arroz), seguida de una sopa “aguada”, que son pastas preparadas con caldillo de jitomate (tomate), de ahí su nombre.

Tipos de fideos

Hay varios tipos de fideos, dependiendo de la marca, pero por lo general son unos cuatro tipos que van del número 0 al 2, e indican el grosor de la pasta. El 0 es el más delgado (1 mm) y el 2 (1,6 mm), el más grueso y también se caracterizan porque vienen en trozos pequeños de aproximadamente una pulgada de largo. Está también la versión llamada “fideo cadejo”, que es el fideo entero y mediano enrollado, en forma de nido.

Sopa de fideo

Si bien Mafalda odiaba la sopa, seguramente era porque su mamá la preparaba como indicaba el empaque, que suele decir: “ponga agua o caldo a calentar y cuando rompa a hervir, añada el contenido del paquete; cueza unos 5 o 10 minutos y listo”. Esa sopa no debió gustarle a nadie.

Pero esta es diferente: está ricamente sazonada y es un buen platillo de entrada para los pequeños, incluso para niños que están enfermos, siempre les conforta tomar un poco de sopa de fideo, a la cual podemos añadir un poco de verduras y vegetales para hacerla más nutritiva.

Receta tradicional de sopa de fideo (4 personas)

Ingredientes

  • Un paquete de sopa de fideo (200 g)
  • 2 jitomates (tomates) grandes
  • ¼ cebolla chica
  • 1 diente de ajo
  • Aceite (2 cucharadas, puede usar también aceite de oliva)
  • Sal al gusto
  • Consomé en polvo (opcional)
Preparación

Lave los jitomates y córtelos en dos o tres trozos. Añada a la licuadora junto con la cebolla, el ajo y dos tazas de agua (de preferencia caliente). Licue perfectamente y reserve. Este es el caldillo de jitomate (ver fotos de su preparación abajo).

En una cacerola mediana, ponga a calentar el aceite. Añada el contenido del paquete, mezcle y mueva continuamente a fuego medio hasta que la pasta dore ligeramente y desprenda un olor rico (ver foto inferior). Si comienza a dorar mucho (color café oscuro), baje más la flama y mueva.

A algunas personas les gusta verter el caldillo directamente, pero es mejor que no vaya con restos de piel y semillas del tomate, así que mejor cuélelo antes de añadirlo a los fideos. Mezcle y ponga a fuego alto hasta que comience a bullir, que ocurrirá antes del minuto.

Añada la sal y media cucharada de consomé, si gusta. Baje la flama al mínimo, mueva y deje cocer unos 15 ó 20 minutos (añada otra taza de agua caliente) o hasta que esté el fideo blando. Sirva bien caliente en un plato hondo.

Receta fácil de sopa de fideo

Para aquellos que disponen de poco tiempo y dinero (e incluso ingredientes), pueden preparar la siguiente versión de sopa de fideo:

Ingredientes (1 ó 2 personas)

  • Un paquete de sopa de fideo (200 g)
  • Puré de tomate (de preferencia el que viene sazonado con cebolla y ajo), presentación de 210 g
  • Aceite
  • Sal
Preparación

Tomar un tercio del contenido del paquete y sofreír la pasta como ya se indicó, añadir un tercio del contenido del puré de tomate y mezclar. Añadir taza y media de agua caliente, mezclar. Añadir sal al gusto y dejar cocer a fuego lento por unos 15 minutos o hasta que el fideo esté blando.

Si gusta, puede añadirle ¼ de cucharada de consomé en polvo o salsa de soya al gusto (rectificar el sabor para no salarla).

Receta de sopa de fideo con verduras

Preparar como se indicó al inicio, con la variante de que cuando se añada el caldillo de tomate, añadir trocitos pequeños de verduras (brócoli, chayote, coliflor, zanahoria, calabacita). Si quiere añadir garbanzos, deberá cocerlos aparte.

Receta de sopa de fideo con espinacas o acelgas

Esta es una variante muy nutritiva, sobre todo porque el hierro que contienen estos vegetales se aprovecha mucho mejor debido a la vitamina C que contiene el tomate del caldillo.

Preparar como se ha indicado, y en el caso de añadir acelga o espinaca, añadirlas picadas en trozos pequeños dos o tres minutos antes de apagar el fuego: así se conservan sus propiedades nutritivas y se evita que cambie su sabor al cocerlas en exceso.

Disfruta bien caliente alguna de estas ricas recetas fáciles de sopa de fideos, el complemento perfecto de otros ricos platillos, unos buenos frijoles, o unos sabrosos antojitos mexicanos. Para tener una comida más nutritiva, no te olvides de hacer una ensalada verde.

¡Buen provecho!