Las sopas, ya sea por sus ventajas como parte de planes para bajar de peso, o por el atractivo que presenta su consumo en época de invierno, forman parte de la dieta de chicos y grandes en casi todas partes. Aunque a primera vista podrían parecer para algunos un poco aburridas, existen innumerables recetas que nos permiten incorporar sopas diariamente, en sus más sabrosas variedades.

Sopa crema de zucchinis (calabacines)

Ingredientes:

  • ½ kilo de zucchinis medianos
  • 1 cebolla chica
  • 2 cucharadas de aceite de maíz
  • 2 sobres de caldo
  • 1 taza de agua
  • Pimienta y nuez moscada
  • 2 tomates perita
Modo de preparación:

Lavar bien los zucchinis y cortarlos en rodajas. Picar la cebolla. Colocar en una cacerola el aceite, calentar y rehogar ligeramente los zucchinis con la cebolla. Bajar el fuego y continuar la cocción a cacerola tapada, revolviendo de vez en cuando. Si se consumiera el líquido, agregar un poco de agua.

Cocinar hasta que la verdura esté tierna, retirar, procesar y volver a la cacerola. Incorporar agua hasta obtener medio litro de sopa. Agregar los sobrecitos de caldo. Cortar los tomates en cubito. Servir la sopa con los cubitos de tomate y rodajitas de zucchinis dorados en manteca.

Sugerencia: Se le puede agregar 1 cucharada de queso crema descremado.

Sopa express

Ingredientes:

  • 2 zanahorias
  • 2 zapallitos
  • 1 puerro
  • ½ cebolla
  • 1 papa
  • 1 litro de agua
  • 2 cubitos de caldo de verduras
  • 2 yemas de huevo
  • Pimienta negra
Modo de preparación:

Limpiar las verduras, picar la cebolla, cortar el puerro en rodajitas y rallar grueso las zanahorias, zapallitos y papa. Hervir el agua, colocar los cubitos de caldo de verduras y cocinar 1 minuto. Incorporar todas las verduras y cocinar 5 minutos.

Batir un poco las yemas e incorporar en forma de hilo sobre la sopa hirviendo y a fuego suave. No revolver para que se formen hilos. Servir enseguida y acompañar con tostadas con queso gratinado.

Sopa crema de coliflor

Ingredientes:

  • 1 coliflor mediana
  • 1 cucharada de vinagre
  • 1 trozo de pan
  • 1 cucharada de manteca (mantequilla)
  • 2 cucharadas de harina
  • ½ litro de agua
  • 2 cubitos de caldo de gallina
  • Pimienta y nuez moscada a gusto
  • 1 cucharada de perejil picado
Modo de preparación:

Cocinar la coliflor en agua, sal vinagre y el pan, hasta que esté casi lista. Colar y cortar las cabecitas pequeñas. Procesar el resto. Derretir la manteca, añadir la harina, revolver y agregar la leche de a poco junto con el agua y los cubitos de caldo de gallina.

Dejar hervir lentamente unos minutos. Incorporar las cabecitas de coliflor, condimentar con pimienta y nuez moscada y hervir 2 minutos más. Servir la sopa espolvoreando con el perejil picado y acompañar con cubitos de pan tostado.

Sopa de mejillones al azafrán

Ingredientes:

  • 1 kilo de mejillones o 1 lata grande
  • 2 cucharadas de manteca
  • 1 cebolla chica
  • 2 echalotes
  • 2 cucharadas de harina
  • 250 cc. de leche
  • 500 cc. de agua
  • 2 cubitos de caldo de verduras
  • 1 cápsula de azafrán
  • ½ vaso de vino blanco seco
  • Pimienta negra molida
  • 1 taza de crema
Modo de preparación:

Colocar los mejillones bien limpios en una cacerola con abundante agua y poner a hervir hasta que las valvas se hayan abierto. Escurrir y descartar las valvas que no se abrieron y reservar los mejillones.

Rehogar la cebolla y los echalotes picados en la manteca derretida. Agregar la harina y revolver cocinando 1 minuto. Incorporar la leche y el agua de a poco revolviendo y cocinar 5 minutos. Verter el vino blanco y cocinar evaporando el alcohol. Añadir los cubitos de caldo de verduras y el azafrán. Mezclar. Condimentar con pimienta. Incorporar los mejillones y la crema. Calentar bien y servir con hojas frescas de perifollo.

Los beneficios de beber sopas caseras

El consumo de sopas presenta un gran número de ventajas, entre las que se destaca la flexibilidad al momento de su preparación. Pero quizás el mayor interés que genera este alimento radica en sus propiedades adelgazantes, como su bajo nivel de calorías y la sensación de saciedad que produce debido a su contenido líquido. Por lo tanto, estas recetas constituyen una propuesta deliciosa para aquellos que, en su búsqueda de una mejor silueta, no desean seguir una dieta en la que deban pasar hambre.