Los emparedados, conocidos también como sándwiches por el nombre de su creador, John Montagu IV conde de Sandwich, son tentempiés o aperitivos muy populares. Además de tener un consumo muy difundido en reuniones y fiestas, sirven muchas veces de almuerzo para aquellos con horarios ajustados, y son perfectos para comidas al aire libre durante un fin de semana de camping o un verano en la playa.

Sin embargo, no suelen ser compatibles con las dietas para bajar de peso, y no tienen atractivo para las personas vegetarianas. Estas recetas presentan alternativas para preparar sándwiches deliciosos y poder también comerlos sin culpa.

Sándwich tostado de verduras

Ingredientes:

  • 1 taza de verduras mezcladas, cocidas al vapor (por ejemplo judías verdes, zanahorias y coliflor).
  • 1 ó 2 cucharadas de mayonesa.
  • ¼ cucharadita de sal marina.
  • 1 cucharada de manteca (mantequila).
  • 2 rebanadas de pan integral.
  • ½ taza de brotes alfalfa.
Instrucciones de preparación:

Hacer un puré con las verduras cocidas, la mayonesa y los condimentos. Untar el pan con la manteca. Preparar un sándwich con las verduras, los brotes y las rebanadas de pan, con el lado enmantecado hacia afuera. Ponerlo en el tostador, cerrarlo y colocarlo sobre el fuego fuerte, unos 3 minutos de cada lado.

Rey de los sándwiches

Ingredientes:

  • 2 rebanadas de pan integral ligeramente tostado.
  • 2 ó 3 rodajas gruesas de tomate.
  • 2 ó 4 rodajas de pepino, cortadas a lo largo.
  • Varias rodajas de palta (aguacate).
  • Lechuga o brotes de alfalfa.
  • Mayonesa, mostaza o manteca.
No debe comerse más de uno de estos sándwiches por día. Es conveniente tostar un poco el pan para que el gluten sea más digerible. Se puede usar cualquier condimento. Si incluye tomate, pero no va a comerse enseguida, se debe poner una capa de lechuga o de brotes entre el tomate y el pan para que éste no se humedezca.

La palta combina bien con almidones como pan, papas o arroz, con todas las verduras crudas o cocidas y con frutas como papaya, mango, banana y naranja. Sirve para aderezar papas al horno, en vez de utilizar manteca.

Para saber si una palta está madura, debe observarse si cede ligeramente ante la presión del pulgar, pero no hay que comprarla si está demasiado blanca. La mejor manera de abrirla es cortarla por la mitad a lo largo, sacar el hueso y retirar la carne con una cuchara. También se puede cortar en rodajas y pelarlas por separado.

Hecha puré, para conservarla se debe guardar con el hueso o con jugo de limón en heladera para que no se oscurezca. Si guarda lo cortado, hay que envolverlo en plástico con el hueso dentro. No se debe comer más de una palta por día, preferentemente sólo media.

Sándwich tostado de coliflor

Ingredientes:

  • 1 taza de coliflor, cocida al vapor.
  • 1 ó 2 cucharadas de mayonesa.
  • ¼ cucharadita de mostaza de Dijon (optativa).
  • ¼ de sal marina, sal con sabor o sustituto de sal..
  • 1 cucharadita de apio picado (optativo).
  • 2 rebanadas de pan integral.
  • 1 cucharada de manteca.
  • ½ taza de brotes de alfalfa o lechuga cortada fina.
  • 1 cucharada de zanahorias rallada.
Instrucciones de preparación:

Aplastar la coliflor agregándole la mayonesa, mostaza y sal marina. Añadir el apio y mezclar bien. Untar el pan con la manteca y esparcir la mezcla de coliflor sobre el lado sin enmantecar del pan. Cubrir con la lechuga o alfalfa y con la zanahoria. Cerrar con la segunda rodaja de pan, dejando el lado enmantecado hacia afuera. Colocar el sándwich en el tostador y cocer a fuego fuerte aproximadamente durante 3 minutos de cada lado, hasta que el pan se dore.

¿Emparedados? ¿Sándwiches? ¿Sánguches? ¿Sánduches? Todas estas adaptaciones de la forma inglesa son válidas en distintos países hispanos. Pero más allá de la denominación, gracias a su versatilidad podremos disfrutar siempre de un sabroso sándwich, sin importar dónde nos encontremos.