Una de las cosas más tediosas para quienes tienen que hacer dieta es el no poder comer alimentos dulces. Las recetas de postres light pueden ser una buena alternativa.

Las recetas de los postres light a menudo incluyen muchas frutas, razón por la cual son ideales para realizar durante el verano. Por ese motivo, el mundo de las recetas de postres light es mucho más amplia que la de los postres tradicionales, ya que un mismo postre puede ser adaptado a las distintas estaciones del año usando como base las frutas de estación.

Las recetas de postres light también pueden ser utilizadas por personas que no están haciendo dieta pero que disfrutan del comer de forma más natural.

Recetas de postres light a base de manzana

En esta ocasión se presentará una receta de un clásico de la repostería adaptado a las necesidades de las personas que quieren disminuir la cantidad de calorías que se ingiere en la dieta diaria, sin por eso tener que abandonar los dulces: Una mil hojas o hojaldre de manzana. La milhojas es una de las tortas más populares en todo el mundo, a base de capas de hojaldre y combinado con dulce de leche o manjar, por lo general cubierto por un baño de chocolate. Esta mil hojas es muy especial, ya que respeta la idea de capas encimadas, sin recurrir a ninguno de los ingredientes clásicos de la torta tradicional.

Mil hojas de manzana con canela, una opción light

Ingredientes para seis personas. Tiempo de preparado de unos 90 a 120 minutos

  • 1 kilogramo de manzanas
  • Canela en polvo
  • Stevia
  • Queso blanco descremado (desnatado) / Queso cottage

Procedimiento

Para realizar esta una de las recetas de postre light más populares, el mil hojas de manzana, se debe forrar con papel film una budinera.

Luego cortar en láminas muy finas y parejas las manzanas verdes previamente peladas. Lo ideal es hacerlo con una mandolina, si no se tiene, el pela papas puede ser útil.

Intercalar una capa de manzana con una de canela y stevia, así hasta terminar de cubrir la budinera, o de terminar con la cantidad de manzana cortada.

Dejar reposar unos minutos y llevar a horno bien bajo durante una hora.

Desmontar y servir junto a una cucharada de queso blanco saborizada con canela, stevia y unas gotas de esencia de vainilla.

Sugerencia: Puede cambiarse la manzana por otras frutas como piñas, peras o duraznos.