El pollo es el inquilino más común en todas las cocinas. Es económico, versátil y sobre todo muy sabroso. Sin embargo, casi siempre sobra una que otra pieza, que no se quiere tirar, pero no sabes qué hacer con ella.

O simplemente estás cansada de preparar las mismas recetas de pollo para tu familia o invitados.

Aquí tienes tres recetas simples, y muy sabrosas que harán que comer pollo sea una nueva experiencia.

Receta de pollo gratinado

Para esta receta se necesitan dos tazas de pollo cocido (picado en dados) que bien pudo haber sobrado de un asado que se preparó hace unos días. Además necesitas:

  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 3 cucharadas de harina sazonada con sal (al gusto) y una pizca de pimienta
  • ¼ de cucharadita de mejorana o cualquier otra hierba seca que tengas a mano
  • 2 tazas de leche
  • 1 ½ taza de queso rallado curado (parmesano, pecorino, manchego)
  • Un trocito de pimiento rojo picado en dados pequeños
  • 3 tazas de arroz blanco cocido (aprovecha el que haya sobrado del día anterior)
  • 3 rebanadas de pan de molde sin corteza, picado en dados
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida
Procedimiento:

  1. En un tazón grande pon los cuadritos de pan, y báñalos con la mantequilla, y cúbrelos con media taza del queso. Reserva el resto.
  2. Aparte, en una sartén grande derrite la mantequilla, y cocina la harina sazonada, añade la leche y espesa sin dejar de mover hasta que se convierta en una rica salsa bechamel.
  3. Añade el resto del queso y el pimiento, cocina a fuego lento hasta obtener una mezcla homogénea. Retira del fuego, mezcla con el arroz y el pollo hasta que la salsa los cubra.
  4. Vierte esta mezcla en un molde engrasado, y cubre con los cuadritos de pan con queso.
  5. Mete a un horno precalentado a 180 grados (350 Fahrenheit) por 25 minutos.
Sírvelo caliente acompañado de ensalada verde.

Preparar una pasta con sobras de pollo

  • Dos pechugas o contra muslos asados o cocidos del día anterior
  • 500 gramos de pasta farfalle (lacitos) u otro de tipo corto
  • Una cajita de nata para cocinar (200 ml)
  • 1 cucharada de mantequilla o aceite
  • 20 hojitas de salvia fresca
  • una latita de champiñones pequeña (escurrida)
  • sal, pimienta y queso parmesano
Procedimiento:

  1. Cortar el pollo en cuadritos.
  2. Picar finamente la salvia, y saltear en la mantequilla.
  3. Añadir el pollo y los champiñones y remover.
  4. Cubre con la nata y bajar el fuego.
  5. Dejar cocer por 10 minutos, sazonar con sal y pimienta.
  6. Mientras la salsa se cocina, hervir la pasta hasta que esté al dente en agua con sal.
  7. Escurrir y mezclar con la salsa (si la salsa queda muy espesa, puede diluir con un poco del agua de la pasta).
Servir con queso parmesano por encima.

Recetas de Fajitas o burritos de pollo

  1. Deshuesa el pollo asado que tengas en la nevera.
  2. En un sartén saltea pimientos rojos y verdes con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta hasta que estén un poco blandos.
  3. Añade media lata de tomate troceado o tomate frito, y deja cocer a fuego lento.
  4. Mezcla con el pollo desmenuzado, y cubra bien con la salsa.
  5. Caliente en el microondas las tortillas de trigo o maíz que vienen preparadas (cúbrelas con una servilleta húmeda para que no se sequen las tortillas) por 30 segundos a máxima temperatura.
  6. Coloca un poco de la mezcla del pollo y pimientos en el centro de la tortilla, cubre con queso rallado, y dobla la tortilla.

Sobras de pollo para el día después

Como ves, las sobras de pollo o cualquier tipo de carne puede convertirse en un delicioso manjar para el día después. Tan sólo ponle un poco de imaginación, y tu familia y amigos se chuparán los dedos.