Hay quienes prefieren una dieta basada en vegetales, otras personas no pueden vivir sin carne. Deliciosa y nutritiva, su consumo difícilmente nos dejará sin una sensación de saciedad. Las formas de preparar carnes rojas son tan numerosas, y a pesar de ello no siempre se nos ocurre cómo incluirlas en nuestras comidas de manera novedosa. Para todos los amantes de las carnes, estas tres recetas ofrecen alternativas fáciles para prepararlas en la cotidianeidad.

Albóndigas rellenas con arroz pilaff

Ingredientes:

  • ½ kilo de carne picada.
  • 1 cucharada de perejil picado.
  • 1 huevo.
  • 2 cucharadas de mostaza.
  • 50 gramos de panceta ahumada.
  • Sal y pimienta.
  • 50 gramos de queso mantecoso.
  • 1 lata de puré de tomate.
  • 1 cucharada de aceite.
  • 1 cubito de caldo de carne.
  • 1 cucharadita de albahaca picada.
Para el arroz pilaff:

  • 1 cebolla picada.
  • 2 cucharadas de aceite de maíz.
  • 2 tazas de arroz.
  • 3 ½ tazas de agua.
  • 1 cubito de caldo de carne.
Instrucciones de preparación:

Mezclar en un bol la carne picada con el perejil, el huevo, panceta desgrasada y picada y condimentar. Puede agregarse un poco de almidón de maíz para unificar. Formar albóndigas colocando un trocito de queso en el centro y freírlas en aceite caliente. Colocar el puré de tomate en una cacerola con el aceite, el cubito de caldo disuelto en ½ taza de agua caliente y la albahaca. Cocinar 5 minutos, agregar las albóndigas y calentar todo.

Rehogar la cebolla en el aceite hasta que esté transparente. Añadir el arroz y revolver. Incorporar el cubito de caldo disuelto en el agua caliente. Hervir y bajar el fuego cocinando con la olla tapada durante 15 minutos. Dejar reposar 5 minutos. Servir las albóndigas con la salsa y el arroz como guarnición.

Matambre de carne picada

Ingredientes:

  • 700 gramos de carne picada.
  • 2 cebollas de verdeo picadas.
  • 2 cucharadas de almidón de maíz.
  • 2 huevos.
  • 2 cucharadas de mostaza.
  • Sal y pimienta.
Para el relleno:

  • 2 huevos.
  • 1 cucharada de almidón de maíz.
  • 100 gramos de panceta ahumada.
  • 2 zanahorias grandes ralladas.
  • ½ ají cortado en tiritas.
  • 2 huevos duros.
  • 1 cucharadas de queso rallado.
Instrucciones de preparación:

Mezclar la carne picada con la cebolla de verdeo rehogada en manteca, el almidón de maíz, los huevos, la mostaza y agregar sal y pimienta. Cortar un rectángulo de papel de aluminio de 40 cm. de largo y untarlo con manteca. Colocar la carne en el papel y aplanarla formando un rectángulo de 1 cm. de alto. Cubrir la carne con la zanahoria rallada, el ají en tiritas y los huevos cortados en gajos. Espolvorear con queso rallado.

Batir los huevos con el almidón de maíz y la panceta plenamente desgrasada y picada, y esparcir por encima del matambre. Cocinar en horno caliente en una fuente con un poco de agua por aproximadamente 45 minutos. Luego retirar, dejar reposar 5 minutos y quitar el hilo y el papel. Servir caliente con papas fritas, puré de papas o ensalada de tomate y lechuga.

Cerdo curado con salsa de manzanas

Ingredientes:

  • 1 ½ kilo de carne de cerdo.
  • 500 gramos de sal gruesa.
  • 100 gramos de azúcar.
  • 500 gramos de cebollas.
  • 600 gramos de manzanas.
  • Vino blanco, aceite y jugo de naranja en cantidad necesaria.
  • 1 cucharada de mostaza.
Instrucciones de preparación:

Desgrasar la carne. Colocar la sal gruesa y el azúcar en un recipiente, cubrir con 2 litros de agua y hacer hervir por 10 minutos, dejar enfriar y cubrir la carne, llevar a heladera y dejar macerar durante 48 horas.

Escurrir la carne y colocarla en una fuente para horno con una base de cebollas y manzanas cortadas en rodajas finas, rociar con el aceite de oliva, vino blanco y jugo de naranja. Cocinar en horno por 40 minutos, dejar enfriar y servir frío cortado en rodajas.

Aparte, licuar o procesar las manzanas con las cebollas, el fondo de cocción y la mostaza, y servir por separado en una salsera.

Ventajas y desventajas del consumo de carne

El consumo de carnes es importante por su alto valor proteico y por sus aportes de hierro y vitaminas. Desde luego los excesos no son buenos, por lo que no se recomienda hacer más de una ingesta diaria de carne roja, ya que su consumo desmedido puede afectar la salud, en especial los niveles de colesterol en el organismo.

Con sus ventajas y desventajas, y más allá del modo en que las preparemos -ya sea al horno, a la parrilla, o salteada en una sartén- es importante incorporar raciones de carne a nuestra dieta, para lograr una alimentación equilibrada y mantenernos llenos de energía.