Antes de presentar dos recetas de espárragos blancos marinados, un breve apunte sobre la procedencia de esta verdura y sus beneficios para la salud.

El espárrago procede de Mesopotamia (de las cuencas de los ríos Tigris y Eúfrates), de donde se extendió al Antiguo Egipto, Grecia e Italia. Aunque en España lo introdujeron los romanos, no fue hasta la llegada de los árabes cuando se hacen populares: en varios libros de gastronomía de Al-Andalus se los considera "un exquisito manjar". 

Durante el Renacimiento, le atribuyeron propiedades afrodisíacas y llegó a prohibirse su consumo en algunos conventos. En el siglo XVIII, el espárrago se puso de moda entre la burguesía. Hasta el siglo XIX, solo se consumía el espárrago verde. A partir de esa fecha, conviven las dos variedades.

Los espárragos blancos se obtienen preservándolos de la luz: para ello se cubren con la tierra hasta su recolección. Es el único vegetal que crece de forma silvestre (en orillas de carreteras o vías de tren).

Es curioso que los espárragos tengan un capítulo propio en la historia de la pintura gracias a Manet. De su pincel, brotó "Un manojo de espárragos", una naturaleza muerta que, sin embargo, parece llena de vida y se considera una obra maestra del impresionismo.

Propiedades del espárrago

El espárrago es agua en un 90%. Por tanto, es bajo en calorías y al contrario, muy rico en fibra, resultando muy aconsejable en las dietas de adelgazamiento. Tiene propiedades diuréticas y aporta mucha vitamina A (recomendable para la vista, las uñas y el pelo) y C (buena para los huesos y los dientes) y en menor medida B1, B2, B6 y E. Los espárragos son ricos en potasio, fósforo, magnesio y calcio, así como en antioxidantes.

Receta de espárragos blancos marinados: los ingredientes

  • Un bote de espárragos blancos (de los "gordos");
  • 2 dientes de ajo;
  • el zumo de un limón;
  • pimienta molida;
  • 3 hierbas aromáticas: romero, tomillo, orégano;
  • aceite de oliva virgen extra;
  • sal.
Si quieres suavizar un poco el sabor, usa sólo un ajo y el zumo de medio limón.

Receta de espárragos blancos marinados: la preparación

Escurre bien los espárragos y colócalos en una fuente para servir. Maja en un mortero el ajo, la sal, la pimienta y todas las hierbas. Exprime el limón y añade este zumo al majado. Añade un buen chorro de limón. Mezcla bien.

Vierte el marinado sobre los espárragos. Mételos en el frigorífico hasta el momento en que los sirvas.

Variante de la receta de espárragos blancos marinados

Te ofrecemos otra receta de espárragos marinados, en la que se combinan los sabores del hinojo, el estragón, el vino blanco y la toronja.

Ingredientes

  • 24 puntas de espárragos escurridos;
  • 1 diente de ajo picado;
  • sal y pimienta;
  • media taza de vino blanco;
  • media taza de jugo de toronja;
  • 2 cucharaditas de hinojo picado;
  • otras 2 cucharaditas de estragón picado.

Preparación

Después de escurrir bien los espárragos, mezcla en un tazón todos los ingredientes. Baña los espárragos con esta salsa de marinar y resérvalos en el frigorífico, durante toda la noche.

Para servir los espárragos, saca los espárragos de la salsa, disponlos en una cama de lechuga o repollo fino desmenuzado y báñalos nuevamente con la salsa de marinar.

Presentación de los espárragos blancos marinados

Un plato rotundo y de fácil elaboración que puedes acompañar de un vino blanco para suavizar su sabor o de tinto para realzarlo. ¿Quieres saber la respuesta de tus comensales? Sorprenderás a quienes acompañan los espárragos blancos solo con mayonesa o aceite. Y agradarás a los que disfrutan con los sabores de las hierbas aromáticas.