El pisto manchego, normalmente conocido como pisto, no es más ni menos que una combinación de diferentes verduras pochadas. Estas pueden variar, dependiendo de la época del año y, por consiguiente, de los tipos de verdura disponibles en la huerta. (Aunque hoy en día es posible encontrar en los comercios prácticamente cualquier tipo de verdura fuera de temporada.)

Los orígenes de esta receta se remontan a las épocas en que los campesinos de La Mancha (Castilla – La Mancha), cocinaban al aire libre los productos que tenían en sus huertas en ese momento.

Los ingredientes del pisto manchego pueden variar ligeramente, pero se tienen como ingredientes principales el pimiento verde y pimiento rojo, el tomate y el calabacín.

Existen variaciones a esta receta, como incluir cebolla o berenjena, o partir los vegetales en finas tiras, en lugar de en cubos.

Ingredientes

(Para 6 personas)

  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1 pellizco de azúcar
  • 2 calabacines de tamaño mediano.
  • 2 pimientos verdes italianos (delgados, de freír)
  • 1 pimiento rojo
  • 1 Kg. de tomates maduros o 1 kilo de tomate triturado o ½ kilo de tomate frito
  • 1 cebolla

Elaboración de la fritada de verduras

  1. Picar la cebolla
  2. Lavar los pimientos, abrirlos con un cuchillo y quitarles la parte superior. Quitar las semillas y pasarlos de nuevo por agua para limpiar el interior.
  3. Poner un poco de aceite (preferentemente de oliva) en una sartén y poner a calentar a fuego medio.
  4. Añadir los pimientos y cebolla picados en la sartén, a fuego lento, y darles vuelta de vez en cuando para que no se quemen y se hagan bien.
  5. Para dar vueltas al sofrito, utilizar una cuchara de madera para que no se raye el fondo de la sartén, en caso de que ésta tenga un baño antiadherente.
  6. Cortar los calabacines en dados, aunque si se cortan en rodajitas finas, vale igualmente. (Pelar primero los calabacines, antes de cortarlos, si se prefiere.)
  7. Poner al fuego otra sartén, también con un poco de aceite, y verter los calabacines picados.
  8. Freír los calabacines a fuego lento, removiendo de vez en cuando. (Es preferible freír los calabacines por separado, pues tardan en hacerse menos que el resto de los ingredientes.)
  9. Los ingredientes de ambas sartenes estarán hechos cuando su textura sea blanda, en el caso de los pimientos y el calabacín, y transparente, en el caso de la cebolla.
  10. Es importante que ambas sartenes estén a fuego lento. De lo contrario los ingredientes se freirán demasiado, cuando en realidad deben quedar tiernos.
  11. Cuando todos los ingredientes de las dos sartenes estén hechos, mezclarlos en una de ellas.

Elaboración del tomate

Tal y como se indica en la lista de ingredientes, existen tres opciones respecto al tomate que se va a añadir al sofrito.

  • Si se utilizan tomates maduros, pelarlos y partirlos en trozos que sean lo más pequeños posible. Echarlos a la sartén de los pimientos cuando éstos estén todavía a medio hacer, añadiendo un pellizquito de azúcar, que quitará la acidez del tomate.
  • Otra posibilidad es preparar nuestra propia salsa de tomate.
  • En caso de usar tomate triturado, añadirlo a los pimientos a medio hacer, junto con el pellizco de azúcar.
  • Si se prefiere utilizar tomate frito, disponible en cualquier comercio, añadirlo a la fritada de verdura cuando ésta ya esté hecha. (Es decir, cuando ya se ha frito por un lado el calabacín y por el otro los pimientos y la cebolla, y se ha mezclado todo en una sartén.)

El toque final

Dejar la fritada, junto con el tomate, a fuego lento durante unos minutos para que la mezcla coja bien el sabor, removiendo de vez en cuando.

Después de este tiempo, se vierte en una fuente, y el pisto ya está listo para servir.

Presentación

El pisto manchego es muy versátil. Puede tomarse frío o caliente y sirve tanto de acompañamiento como de plato principal.

Si se sirve como plato principal, se pueden freír unas patatas en forma de dados y añadir al pisto.

Si se prefiere tomar como guarnición, es ideal para huevos fritos, filetes de carne, pollo o frituras.

El pisto es una fuente de vitaminas que podemos preparar y conservar en el frigorífico, listo para consumir en cualquier momento.