El pastel de puerros no es más que un hojaldre relleno con una mezcla de varios ingredientes, entre los que se encuentra, obviamente, el puerro. Por alguna razón, Este no ha sido ni es muy popular entre los más pequeños. Pero al conseguir “camuflar” el sabor fuerte del puerro cocido, dándole una textura un poco más cremosa y una presentación que no tiene relación alguna con “las verduras cocidas”, se conseguirá que los niños, e incluso algún que otro adulto, disfruten de esta receta.

Si a esto se añade el hecho de que muchas personas, como se dice usualmente, “comen por los ojos”, no cabe duda que la presentación del pastel de puerros es el primer paso para conseguir que esta receta guste a todos.

Ingredientes para preparar el pastel de puerros

Utensilios necesarios para hacer el hojaldre de puerros

  • Cazuela para hervir los puerros
  • Cuchara de madera
  • Escurridor
  • Recipiente ancho para mezclar todos los ingredientes
  • Fuente para horno
  • Tenedor
  • Rodillo para extender la masa de hojaldre

Elaboración del pastel de puerros

  1. Limpiar los puerros cortando el extremo de las raíces y después la parte verde del otro extremo. Quitar la primera capa y partir cada puerro por la mitad en vertical. Pasar ambas partes por agua, debajo del grifo, para que esta corra bien entre todas las capas del puerro y lo limpie.
  2. Cortar los puerros en trozos pequeños.
  3. Poner agua a hervir en la cazuela y añadir los puerros limpios y cortados, con un poco de sal.
  4. Dejarlos hervir durante unos cinco o siete minutos.
  5. Después de este tiempo, retirarlos del fuego y dejarlos escurrir en el escurridor.
  6. Precalentar el horno durante 15 minutos a 200ºC.
  7. Mientras el horno se calienta, batir 3 huevos en un recipiente ancho y añadir a continuación la nata líquida, un poquito de pimienta molida (al gusto) y los puerros cocidos. Mezclar bien todos estos ingredientes.
  8. Esparcir un poco de harina sobre una superficie lisa y extender el hojaldre con la ayuda de un rodillo.
  9. Forrar la base de la fuente para horno con la lámina de hojaldre que se acaba de extender, y pincharla unas cuantas veces con un tenedor. Echar un poquito de agua por encima del hojaldre, salpicándolo con los dedos.
  10. Cuando el horno haya terminado de precalentar, meter la fuente para que la base de hojaldre suba. Tardará pocos minutos. ¡Vigilar para que no se queme!
  11. Mientras tanto, volver a esparcir un poco de harina sobre la superficie de la mesa y con ayuda del rodillo, estirar la otra lámina de hojaldre.
  12. Cuando el hojaldre haya subido, sacar la fuente del horno y verter la mezcla de los ingredientes.
  13. Taparlo con la segunda lámina de hojaldre, ya estirada.
  14. Recortar los bordes y, con ayuda de un tenedor, ir ocultando los bordes del hojaldre superior para que la masa interior quede totalmente tapada y, de paso, el pastel tenga una buena presentación.
  15. Pinchar con un tenedor la superficie del hojaldre.
  16. Batir el huevo restante y, con un pincel, esparcirlo sobre la superficie del pastel.
  17. Meter al horno hasta ver que el hojaldre ha subido y está dorado. (Dependiendo del tipo de horno, esto puede llevar entre 15 y 20 minutos).
  18. Vigilar el pastel para que no se queme mientras está en el horno.
  19. Cuando el pastel de puerros ya esté hecho, sacarlo del horno y servir caliente.

Algunos consejos para preparar y servir el pastel de puerros

  • Esta es la receta base del hojaldre de puerros, pero se pueden hacer variaciones, como añadir queso de fundir, espinacas o salmón ahumado a la mezcla de los ingredientes.
  • Con los recortes sobrantes del hojaldre, se puede hacer alguna figura de adorno y decorar la superficie del pastel, antes de pintarla con el huevo batido. Esto es bastante conveniente si se va a servir este hojaldre relleno a niños, para hacerlo más atractivo a sus ojos.
  • Aunque se toma caliente, este es un plato que también se puede tomar frío, depende de gustos.