El delicioso pollo tiene mil maneras de prepararse. Si quiere hacer una receta que incluya verduras, esta seguro le va a gustar. Prepare unas ricas y jugosas pechugas rellenas de espinaca y deje satisfecha a toda su familia.

Ingredientes para preparar receta light de pechugas rellenas con espinacas

Los ingredientes de esta receta alcanzan muy bien para cuatro porciones, si desea preparar para más personas, tan solo realice los cálculos correspondientes.

  • 2 pechugas de pollo
  • 3 tazas de espinacas
  • 1 diente de ajo
  • 250 gramos de jamón
  • 1 ½ cucharadas de harina
  • ¾ de taza de vino blanco
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Forma de hacer receta light de pechugas rellenas de espinacas

Agregue un poco de aceite de oliva a un sartén y deje que se caliente. Cocine las 3 tazas de espinacas junto con 1 diente de ajo y un cuarto de kilo de jamón partido picado. Puede parecer una cantidad enorme de espinacas, pero recuerde que estas reducen dramáticamente su tamaño al ser cocinadas, cuando esto suceda, retire del fuego.

Corte las pechugas de pollo por la mitad a lo largo dejándolas unidas por un pequeño trozo, sazone con la sal y la pimienta. Rellene con las espinacas y cierre con la ayuda de palillos, espolvoree un poco de harina encima.

Caliente un poco de aceite en una sartén y fría las pechugas hasta que adquieran un color dorado, bañe con los tres cuartos de taza de vino blanco, baje el fuego lo más que pueda y cocine hasta que se encuentren bien cocidas.

Sirva en una cama de arroz blanco o ensalada, según sea su preferencia.

Sugerencias para la preparación de receta light de pechugas rellenas de espinaca

Puede acompañar con una salsa picante de su preferencia o una salsa dulce, eso depende del antojo que tenga el día que prepare esta rica y además sana receta.

Si definitivamente las espinacas no son de su agrado, pruebe a rellenar con otras verduras que sí le gusten, por ejemplo unas zanahorias cortadas en láminas finas, o calabazas, ¿qué tal rellenarlas con queso crema? Y si le gusta lo dulce, puede rellenarlas con duraznos en almíbar trozados en pequeños trozos. Una salsa de ciruelas también puede servir para rellenar estas ricas pechugas o bien, para acompañarlas. Claro que también para aquellos que les gusta el picante, pueden rellenarlas de queso y rajas de un picoso chile jalapeño o chile california. Los pimientos siempre son una opción para aquellos que no gustan mucho del picante.

En fin, puede cambiar la receta teniendo las bases para su preparación. Tan solo eche a volar su imaginación, creatividad y deje que el antojo lo guíe. ¡Buen provecho!