Para cumplir el propósito de bajar de peso, es necesario tener a la mano ricas comidas bajas en calorías para comer cuando se llega el momento del antojo, y de esa manera vencer la tentación de comer comida grasosa y rica en carbohidratos.

Preparar una rica crema de espinacas con acelgas no es nada complicado y puede prepararla con anticipación, guardarla en el refrigerador y calentarla cuando tenga antojo de comer algo entre comidas. Siga leyendo y aprenda cómo preparar esta rica crema.

Ingredientes para preparar una receta light de crema de espinacas con acelgas

Los ingredientes listados a continuación son los necesarios para preparar 4 porciones de esta rica crema, si quiere preparar menor o mayor cantidad, haga los cálculos necesarios.

  • 2 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 2 manojos de espinacas
  • 1 poro
  • ½ taza de crema de leche baja en grasa
  • Sal
  • 1 manojo de acelgas
  • 3 tazas de caldo de pollo desgrasado
  • ½ cebolla
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 tazas de agua

Forma de preparar una receta light de crema de espinacas con acelgas

Desinfecte las espinacas, acelgas y zanahoria. Pele y parta la zanahoria en pequeños trozos, machaque los dos dientes de ajo y corte el poro en rodajas.

Caliente un poco de aceite de oliva en un sartén y fría el poro y la cebolla hasta que comiencen a adquirir una apariencia transparente. Cuando esto suceda, agregue los dos dientes de ajo machacados para dorarlos ligeramente. Tenga mucho cuidado con el ajo, ya que si se quema su sabor va a ser muy amargo y por lo tanto muy desagradable.

Agregue los dos manojos de espinacas, el manojo de acelgas, la zanahoria pelada y cortada. Vierta las dos tazas de agua y sazone a su gusto con sal. Cocine tapado por hasta que suelte el primer hervor, esto tomará casi media hora. Retire del fuego cuando suelte el hervor y deje enfriar un poco antes de llevar a la licuadora.

Coloque todos los ingredientes en la licuadora y agregue la media taza de crema de leche baja en grasa, licúe hasta obtener una pasta homogénea. Si es necesario caliente un poco y sirva en platos hondos. Puede acompañar con trozos de verduras o croutones. Si quiere agregar un toque ligeramente picante, puede agregar algunos trozos de pimiento morrón y si le gusta de verdad el picante, puede agregar chiles jalapeños.

Ya que aprendió a preparar esta rica crema, ¡manos a la obra y buen provecho! Disfrute de esta receta.