‘Alicia en el País de las Maravillas’, de Lewis Carroll, no necesita presentación, pues es uno de los libros infantiles, y no tan infantiles, más populares del siglo XIX. La ilustradora francesa Rébecca Dautremer ha reimaginado el universo de Carroll y ha creado medio centenar de imágenes, tan hermosas y evocadoras como alejadas de los conceptos más clásicos de Alicia y de la versión de Walt Disney. Edelvives publica el libro en gran formato.

‘Alicia en el País de las Maravillas’, de Lewis Carroll

El matemático y escritor Lewis Carroll publicó su libro en 1865, configurando una sátira de fantasía que encierra tantas interpretaciones diferentes como lectores pueda tener. No ven lo mismo en ‘Alicia en el País de las Maravillas’ un niño que un matemático. La popularidad de la obra está fuera de toda duda, como su influencia en otras artes. La ilustración ya vio en 1969 una colección de trece dibujos realizados por Salvador Dalí.

Ahora es la ilustradora francesa Rébecca Dautremer (Galp, Francia, 1971) la que aporta su particular visión a la obra de Carroll. Al final del volumen, editado por Edelvives al precio de 28,50 euros, aparece una fotografía de Alice Lidell, la niña que inspiró al escritor británico para escribir ‘Alicia en el País de las Maravillas’. Y esa es la pista para entender que las ilustraciones de Dautremer se alejan de la versión más conocida de Alicia, la de Disney, o de la más reciente a cargo del cineasta Tim Burton.

La Alicia de Rébecca Dautremer

Además de la diferencia obvia en el color del cabello, la Alicia de Dautremer es más melancólica que alegre y las criaturas del País de las Maravillas son más crudas y grotescas que divertidas. El Sombrerero, por ejemplo, presenta un aire de distinción más que de locura, e incluso el Conejo Blanco adquiere una silueta más humana, como si fuera un hombre con una capucha en forma de cabeza de conejo antes que un animal humanizado.

Dautremer se mueve con soltura en las láminas de gran tamaño, pero también en las pequeñas ilustraciones apenas abocetadas que se intercalan entre el texto. Sus perspectivas son arriesgadas y sorprendentes, y sus colores cálidos y tendentes a la melancolía. Otro de los alicientes del libro de Edelvives está en los juegos tipográficos que contiene el texto, especialmente notables para entretener a los más pequeños en la lectura de este clásico de la literatura infantil.

Influencia de la pintura flamenca

Como en otras obras suyas, Dautremer deja ver la influencia de los pintores flamencos de los siglos XV y XVI. La autora estudió Artes Gráficas en París y ha realizado libros y carteles, ha trabajado en prensa y hasta en la industria juguetera. Es una artista polifacética que sorprende con la frescura de su mirada a un cuento infantil como Alicia, que ya ha tenido incontables adaptaciones y versiones.

El volumen de Edelvives incluye, con el medio centenar de ilustraciones de Dautremer (once de ellas láminas a doble página), el texto completo de ‘Las aventuras de Alicia en el País de las Maravillas’, los doce capítulos del libro original. Lewis Carroll escribió en 1871 ‘A través del espejo y lo que Alicia encontró allí’, obra que no se encuentra incluida en este libro.

Exposición en el Museo ABC de Madrid

Además de publicar el volumen, la editorial Edelvives también organiza una exposición con las ilustraciones de Dautremer para ‘Alicia’ y para ‘Diario secreto de Pulgarcito’ (en el que Philippe Lechermeier amplía el cuento de Perrault), en el Museo ABC de ilustración, en Madrid, entre el 28 de mayo y el 19 de junio de 2011. La autora estuvo presente en la inauguración de una muestra que es una magnífica oportunidad de conocer su trabajo y de seguir disfrutando de un clásico como ‘Alicia en el País de las Maravillas’.