Durante los últimos tres años el único título que ha ganado el Real Madrid ha sido la Copa del Rey de la temporada 2010/11. Tras la llegada de Guardiola al Fútbol Club Barcelona la sequía en el club merengue se unió a los mayores triunfos de su eterno rival. La afición madridista estaba sedienta de títulos.

Tuvo que volver Florentino Pérez al equipo blanco para que llegaran los fichajes de Cristiano Ronaldo y Kaká. A esto se unió la llegada de José Mourinho, procedente del Inter de Milán. Los portugueses han sido los mimbres más importantes para lograr un equipo fiable y ganador que ha concluido con uno de los títulos que parecía imposible solo dos años antes.

Hasta la derrota con el Levante el Real Madrid arrasó en la Liga

Los primeros partidos del Real Madrid en la Liga ya parecían evidenciar la fuerza del equipo blanco. Muchos ya hablaban entonces de cambio de ciclo y de la imposibilidad de vencer a los merengues. Pero la derrota en el campo del Levante por uno a cero en la jornada cuatro cuando este no había demostrado aún nada hizo que comenzaran las primeras dudas. Un empate sin goles ante el Racing en el siguiente partido ponía de nuevo las dudas en la afición merengue.

El Barcelona no lograba tampoco grandes resultados y muchos presagiaban una Liga en la que hubiera más de dos aspirantes. Más tarde, se demostraría que los dos grandes del fútbol español están a mucha distancia del resto de equipos.

Barça y Real Madrid ganaron en el campo del rival

El Real Madrid perdió en su campo con el Barcelona por uno a tres puso los nervios en la Casa Blanca, que además perdió en el cruce con los culés en la Copa del Rey. En el partido de vuelta en el Camp Nou fue donde quedó finiquitada la Liga con un valor añadido, el Real Madrid ha vencido a todos sus rivales en el campeonato doméstico. Para muchos no era suficiente ganar la Liga si no se demostraba que se podía ganar al Barcelona en algún partido.

El cruce entre madrileños y catalanes coincidió en el tiempo con las semifinales de la Liga de Campeones. Para muchos la falta de descanso de los equipos españoles ha sido la causa directa de que Chelsea y Bayern se vean las caras en la final de Munich, ya que Madrid y Barcelona no pudieron dar descanso a sus estrellas, tal como hicieron sus rivales.

El Real Madrid demostró su superioridad en San Mamés

Para poder campeonar en la jornada 36 los blancos tenían que ganar en uno de los campos más difíciles de primera, en San Mamés. Salieron a ganar desde el primer minuto y uno de sus delanteros, Higuaín marcó muy pronto. Poco después Ozil volvía a perforar la portería de los leones, poniendo casi imposible el partido para los leones. En la segunda parte Cristiano Ronaldo marcó su gol (aunque el portugués acabó muy enfadado por haber fallado un penalty y por no haber sido capaz de materializar alguna ocasión más).

El duelo por el Pichichi es uno de los aspectos más emocionantes de lo que queda de Liga

Los números de Messi y Cristiano están pulverizando todos los registros históricos y su duelo por el galardón de máximo goleador (español y europeo) puede llevarles hasta cerca de los cincuenta goles en Liga (con una media de más de un gol por partido). Durante las dos jornadas que quedan tanto culés como merengues intentarán ayudar a sus estrellas a lograr un título individual que podría abrirles las puertas del balón de oro.