Con el paso del tiempo las casas suelen tener cierto nivel de deterioro y las partes más notorias son el techo, las paredes, el piso, entre otras.

A veces esas manchas suelen quedarse muy arraigadas y sacarlas puede ser muy molesto y complicado, ya que hay agentes que se adhieren tan fuertemente, que logran corromper el material del piso y las paredes.

Hay una serie de productos que ofrecen maravillas y que dicen que van a sacar todas las manchas de cualquier tipo con el mínimo esfuerzo, pero eso resulta siendo mentira, porque se termina ocupando todo el producto y la mancha seguirá allí y ni siquiera habrá disminuido.

No es necesario gastar dinero en productos costosos que a la larga serán un gasto inútil porque las manchas no van a desaparecer, sino que hay que elegir el producto adecuado y utilizarlo.

Tipos de manchas

Las manchas en el suelo suelen aparecer casi por cualquier cosa, pero a continuación se presenta una lista de las manchas más comunes que suelen aparecer en el hogar.

  • Manchas producidas por óxido
  • Manchas por el paso del tiempo
  • Manchas por suciedad que no ha sido limpiada
  • Líquidos fuertes regados
  • Exposición a un ambiente de humedad
  • Manchas por alimentos
  • Manchas amarillentas
  • Manchas de cigarros
  • Manchas de pintura, tinta, esmalte, entre otros
  • Huellas en las paredes y rayones

Sacar las manchas del suelo

Para las manchas amarillentas o curtiembre se debe mezclar agua con vinagre, jugo de limón y sal fina. Frotar con una esponja hasta que la mancha salga, luego enjuagar y secar el área.

Para manchas de óxido se debe aplicar ácido oxálico. Se debe mezclar el una cucharada en agua tibia, aplicarla sobre el piso, dejar actuar un rato y luego enjuagar y secar. A veces la aplicación de esto debe repetirse.

Para esas manchas más difíciles que ya tienen años y no salen con nada, se debe recurrir al uso de ácido muriático. Este ácido es bastante peligroso, por lo que tiene que ser usado con mucho cuidado (con guantes), ya que una sola gota podría causar graves daños en la piel.

Si se hace uso de este ácido hay que colocar un poco del mismo directamente sobre la mancha, dejar actuar unos minutos y salir de la casa para no ser afectado por el gas.

Una vez pasado el tiempo, es necesario enjuagar y secar. Las manchas normalmente salen a la primera aplicación de este ácido, pero de ser una mancha extremadamente difícil, necesitará dos o tres aplicaciones más luego de unos días.

Sacar las manchas de las paredes

Las manchas de suciedad o huellas pueden ser limpiadas con agua, detergente y una esponja; siempre y cuando la pared haya sido pintada y agregada la goma para que la pintura no se salga.

Para manchas de grasa se puede agregar un poco de talco sobre la mancha y removerla suavemente con un cepillo.

Para rayones o manchas con lápiz o pluma, se puede usar un borrador blanco o de color y borrar suavemente hasta que la mancha desaparezca.

Si se trata de manchas muy grandes y de colores fuertes y no funciona limpiarlas con agua y detergente, hay que volver a pintar la sección con el mismo color, ya que si se refriega demasiado se puede salir el color y de todas maneras habrá que volver a pintar.

Es muy importante que la casa luzca bonita, con pisos y paredes que estén libres de marcas, manchas o cualquier cosa que haga pensar que la casa está sucia y no es necesario adquirir esos productos caros que mucho prometen y poco hacen; pues un poco de ingenio y unos cuantos productos caseros pueden eliminar ese molesto problema.